"Si Messi no es campeón del mundo, el fútbol será injusto"

Óscar Ustari, amigo personal del delantero de FC Barcelona, ha hablado de sentiemiento de Leo con la selección de Argentina

"Le he visto llorar como un niño por lo que pasaba en la selección", aseguró el exportero de Getafe y Almeria

La Argentina de Messi entrena en Mallorca | Perform

En Argentina, a menudo se ha puesto en duda el compromiso de Leo Messi con Argentina. Al margen de sus victorias en el Mundial sub 20 de los Paíse Bajos 2005 y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el delantero del FC Barcelona se ha estrellado una y otra vez con la selección absoluta de Argentina, con la que no ha conseguido ganar ningún torneo, después de cuatro Mundiales y cuatro Copas América. Y eso es una espina que tiene clavada.

Sport.es

Leo Messi

De todo ello ha hablado el portero Óscar Ustari, amigo personal de Messi, en una entrevista concedida al diario Olé. Ustari ha compartido vestuario en las selecciones inferiores de Argentina con el crack blaugrana. Juntos dieron el salto a la absoluta en el Mundial de Alemania 2006 y juntos conquistaron el oro en Pekín.

Pese a no haber coincidido en ningún club, Ustari y Messi mantienen una muy buena relación. El guardameta, que acaba de firmar por Pachuca, en lo que será su segunda aventura en México tras su paso por Atlas, habló del fuerte sentimiento que une a Leo con la albiceleste.

El exportero de Getafe, con el jugó la Copa de la UEFA, y Almería, lo tiene claro: "No tengo dudas que si Messi no es campeón del mundo, el fútbol va a ser injusto".

"En 2011 le vi destrozado"

Ustari explica agunas experiencias que compartió con Messi en la selección de Argentina que rompen el mito de la falta de implicación del delantero del Barça.

"Poner en duda a Messi es una barbaridad, las cosas te pueden salir o no, pero yo si te puedo decir que lo vi llorando como un nene por lo que pasaba en la Selección. Es muy difícil estar en los pantalones de él", explica un Ustari que aún explica una anécdota sucedida en 2011, durante la última Copa América que acogió Argentina.

Parecía la ocasión ideal para que Messi levantara su primer trofeo con la absoluta de Argentina, pero una fatídica tanda de penaltis ante el eterno rival, Uruguay, se cruzó en su camino. Eran los cuartos dce final y la abcileste quedó fuera del torneo, después de que Fernando Muslera le detuviera el lanzamiento a Cárlos Tévez.

Ustari no pudo participar en aquel torneo, porque se encontraba en pleno proceso de recuperación de una grave lesión de rodila, pero se acercó a la concentración de Argentina y se encontró con un Messi desolado por la decepción.

"Me acuerdo que en la Copa América del 2011, yo me estaba recuperando de la rodilla y cuando pierden me fui a verlo al predio de Ezeiza y lo vi como nunca lo había visto, destrozado", asegura el guardameta.

Messi ha abandonado la selección un par de veces hundido por la impotencia, pero el sentiemiento le ha hecho volver y ya tiene entre ceja y cea el Mundial de Catar 2022, donde afrontará su última oportunidad.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil