Messi aplaza su objetivo de ganar un título con la selección

La demora hasta 2021 de la Copa América frustra uno de los grandes sueños de Messi esta temporada

Leo ha intentado conquistar un título con la abiceleste en nueve ocasiones sin suerte

La Copa América, programada para junio y julio de este año en Colombia y Argentina, se aplazó hasta los mismos meses del 2021 a causa de la pandemia del coronavirus, según anunció este martes la Conmebol en un comunicado | Efe

La Copa América 2020 iba a ser la última disputada por Lionel Messi, y a la oportunidad de alzar un titulo con su selección que aún no ha conseguido. El certamen se aplaza a 2021 por la pandemia del coronavirus.

Entre la Copa América y Lionel Messi hay algo personal. Una historia de frustraciones que el Diez quería quebrar en la Copa América de Argentina y Colombia 2020, y que deberá esperar un año más para disputarla por su reprogramación a causa de la expansiona de la pandemia del Coronavirus.

Messi ha intentó obstinadamente conquistar un título con la Selección Argentina en nueve oportunidades de las cuales cuatro fueron mundiales y el resto participaciones en el torneo continental. La décima la Copa América de Argentina y Colombia que fue reprogramada para el año próximo, y la única competencia previa de selecciones antes del Mundial de Qatar 2022.

Su postergación abre el interrogante sobre como llegará el crack a esa competencia, cuando haya transcurrido un año más de vida deportiva y alcance los 34 años. Y un capítulo más de desencuentros entre la competición y el Diez.

El Diez ha mostrado su incesantemente su deseo de lograr un título con la albiceleste desde que se calzó la camioneta albiceleste, allá por 2005 para competir en el Sudamericano Sub 20 de Colombia; casualmente donde conquistó el primer título con las juveniles de su país y el anfitrión  que albergará la final del certamen continental.

“Sigo insistiendo en que quiero ganar un título con la selección", volvió a proclamar recientemente. Pero por el coronavirus esa chance se postergará un año más. Y a estas alturas resulta llamativo que la competición continental se ha convertido en un tormento y uno de los retos más difícil de sortear para Messi, que sueña con cerrar su carrera alzando el único titulo que le falta a sus vitrinas: una Copa con su selección.

Su carrera deportiva inicia el descenso. Y es una incógnita cuanto puede afectar en un jugador de su talla una año más de exigencias deportivas para cuando se celebre la Copa América.

Messi no se rinde con la Albiceleste | EFE

El desencanto de las finales

La Selección Argentina llegó a tres finales en los últimos cinco torneos y perdió todas. Ni la presencia de Lionel Messi , fundamental para llegar a las tres finales, pudo torcer la suerte de la albiceleste: cayó derrotada frente a Brasil en Venezuela  2007 (0-3), y en dos oportunidades ante Chile, en 2015 y 2016, por la fatídica tanda de penales.

La última Copa América celebrada en el país tampoco es un buen recuerdo para el Diez. En 2011, la Copa América celebrada en su país su equipo cayó en los cuartos de final y Messi fue castigado por el  publico con unos silbidos que nunca volvería a escuchar en su carrera.

El año pasado, la alibiceleste cayó contra el local, Brasil, y el capitán se negó a recoger la medalla del tercer puesto porque sintió que la Conmebol había perjudicado a su equipo en la semifinal con los arbitrajes favoreciendo al equipo anfitrión. El último partido, contra Chile se retiró expulsado por una reacción desmedida ante Gary Medel.

La Copa América es competencia que no premió ni a Maradona ni a Pelé y que Argentina no gana desde 1993. Los número de Messi en las Copas Américas muestra cuan importante ha sido para su equipo: jugó 27 partidos y marcó 9 goles, perdió tres partidos (las tres finales),  igualó el marcador en 8 ocasiones y consiguió 16 victorias, pero no pudo subirse al podio como campeón. 

Sus mejores actuaciones fueron en la semifinal de la Copa América de Venezuela 2007 frente a México, contra Paraguay en 2015 y frente a Estados Unidos en 2016, cuando superó a Gabriel Batistuta como máximo goleador histórico del seleccionado argentino. Las tres finales fueron traumáticas.

En la de Chile 2015, llegaron a la final como favoritos ante una selección que nunca había ganado un título internacional y chocaron con el local en tanda de penales.

En la de 2016, hasta enfrentó los micrófonos y anunció su renuncia a la albiceleste: “Ya está, se terminó para mí la selección. Lo intenté mucho, no es para mí. Me duele más que a ninguno no ser campeón con la Argentina. Me voy sin conseguirlo”, dijo después de errar el primer penal de la serie contra los chilenos. 

En la Copa America de Brasil 2019, tuvo una discreta actuación y aunque los argentinos celebraron su cambio de liderazgo: se vio a un Messi que cantaba el himno antes de los partidos, y que alzaba la voz en la cancha y en la zona de prensa para hablar en nombre de sus compañeros y hasta se enfrento a los arbitrajes, el VAR, y la Conmebol, por lo que fue sancionado con dos fechas de suspensión.

La Copa América organizada de manera conjunta entre Argentina y Colombia le daba la posibilidad al Diez de sentirse en casa, arropado por su gente, ya que solo la final se diputará en Colombia.

El deseo de los argentinos es que el calendario y la postergación no le jueguen una mala pasada y que el mejor jugador del mundo llegue al Mundial de Qatar campeón de América como tantas veces lo soñó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil