Messi & Ansu Fati, la nueva sociedad

Messi parece implicado en impulsar al joven canterano de solo 16 años

La naturalidad con la que Ansu se ha adaptado al equipo contrasta con la incomodidad de Griezmann

Tras las buenas sensaciones dejadas por el joven canterano ante el Valencia, volvió a entrenar bajo las órdenes de Valverde y ya con Messi con el grupo | Efe

El césped es el mejor sitio para conocer el paladar futbolístico de Messi. Solo hay que fijarse en los jugadores a lo que busca sin ni siquiera levantar la cabeza. Del mismo modo que resulta igualmente elocuente fijarse en los que no son una primera opción para el astro argentino. Ansu Fati se encuentra entre los primeros. Así quedó claro en la segunda mitad en Granada, donde Messi trató de implicar una y otra vez al jovencísimo delantero de solo 16 años. 

La imagen resultó chocante porque el Barça se puso en manos de un niño para tratar de levantar el partido. Y la buena noticia fue que Ansu respondió al reto con todo el atrevimiento del mundo. Encarando a su par una y otra vez. Equivocándose también en ocasiones como no podía ser de otra manera en un futbolista de su edad. Pero exhibiendo una química prometedora con el jugador franquicia.

El mejor Barça del partido coincidió con los minutos de más conexión entre Messi Fati. El segundo dio 19 pases con un 84,2% de acierto y probó un centro. En total, intervino en 25 ocasiones en 45 minutos. Leo asumió más peso en el juego con 48 intervenciones, siendo la principal amenaza del Barça en la segunda mitad. 

El Efecto Ansu  

La entrada del joven extremo y de Messi supuso un cambio de sistema. Valverde optó por un 4-2-3-1 para poder juntar en el mismo equipo a sus mejores armas ofensivas. GriezmannSuárezMessi y Ansu coincidieron en el campo. Pero fue el último el que pareció entender mejor lo que pedía el encuentro. Su capacidad para crear desequilibrio en la banda izquierda y abrir el campo le sienta mejor al equipo que la tendencia de Griezmann a buscar el juego interior. 

En un Barça al que le está faltando frescura y que en Granada pareció un equipo apático, futbolistas como Ansu y De Jong están siendo los únicos que dan una marcha más al equipo. Valverde parece consciente de ello. Si no, con Dembélé a las puertas de recibir el alta médica, no se explicaría su preocupación por la más que posible ausencia de Fati cuando vaya al Mundial.

Un torneo con la sub’17  que se celebrará en Brasil del 26 de octubre al 17 de noviembre.  Su irrupción ha coincidido con el mal momento del resto de delanteros sobre todo fuera de casa. Ahí jugadores como Suárez Griezmann están ofreciendo una imagen muy pobre.

El caso del francés es de momento muy preocupante. Sobre todo porque Valverde no le ha sabido encontrar su sitio en el 4-3-3 habitual del Barça. 

Griezmann está incómodo cuando juega en la banda izquierda. Un contexto en el que apenas participa del juego. Valverde ya lo ha probado en las tres posiciones de ataque. Y cuando ha brillado más ha sido como falso nueve, sobre todo con libertad para poder conectar con los centrocampistas. Pero con Messi Suárez recuperados, parece complicado que su sitio no sea el extremo izquierdo. Nadie podía prever que a estas alturas un niño de 16 jugaría con más naturalidad en el Barça que una de las estrellas de LaLiga. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil