Sport.es Menú

Messi 400

Leo Messi jugará esta noche en el campo del Levante su partido oficial número 400 con la camiseta del FC Barcelona. En ellos ha ido acumulando experiencias, minutos, goles, regates, asistencias... Todo lo necesario para crecer como jugador, goleador y líder. Pero cuando se hace con el balón y se apresta a poner la directa para encarar a los rivales, sigue siendo el mismo de siempre. Humilde y competitivo. El niño que juega por el placer de jugar. Y ganar.

David Salinas

La Pulga llega a los 400 partidos en plena madurez, a los 26 años y después de amasar un palmarés que, a su edad, nadie había sido capaz de reunir ni en sueños. Messi, el mejor jugador del mundo desde el 2009, diga lo que diga el último y teledirigido Balón de Oro, ha demostrado que es un jugador único, distinto. Un 'rara avis' que aparece solo de vez en cuando. Un talento que todavía tiene mucho que decir en los terrenos de juego.

Desde que debutara el 16 de octubre de 2004 en un Espanyol-Barça (0-1) de Liga, entrando en el minuto 82 por Deco, Messi ha ido superándose a sí mismo, demostrando que en su ADN futbolístico vive la esencia más pura de este deporte. El juego simple pero efectivo, el juego que combina talento, picardía y belleza. Ese es el fútbol de Leo, que rodeado de futbolistas que rompieron moldes como Xavi, Iniesta o Busquets, entre otros, lo ha llevado (y sigue llevando) a una eclosión deslumbrante.

Insaciable

Messi es de aquellos cracks que, por su manera de ser y jugar, cuenta con legiones de seguidores en todo el mundo. Pero también tiene detractores. Y éstos lo atacan por su juego. No pueden hacerlo con aquello que es intangible como los números. Y en este capítulo no hay que pueda con él.

En los 399 partidos que ha jugado ha marcado 331 goles, siendo su promedio de 0,82 tantos por encuentro. Ha ganado 21 títulos, todos los que ha jugado, y todos, en más de una ocasión.

Ha ganado 278 de los 399 partidos, consiguiendo un porcentaje del 69,67% de triunfos y solo del 10,52% de derrotas. Ha sido capaz de anotar la friolera de 73 goles en una sola temporada (2011-12) jugando 60 partidos.

Ha sido capaz de marcar 5 goles en un partido, 4 en 4, 3 en 19, 2 en 71 y 1 en 111. De cantar 182 en el Camp Nou (el que más), 140 en calidad de visitante y 9 en feudos neutrales (2 en Champions, 2 en Copa, 1 en la Supercopa de Europa y 4 en el Mundial de Clubs). Nunca ha sido expulsado con la camiseta del FC Barcelona y solo vio la cartulina roja en el debut absoluto con Argentina, en el 2005.

De Messi se podrían seguir sacando estadísticas que hablan de su ilimitado poder realizador, como que la que culminó en el 2012, año en el que firmó 91 dianas (79 con el Barça y 12 con su selección), pero el día (no muy lejano) que supere la marca total de goles con la camiseta del FC Barcelona, en poder de Paulino Alcántara (369), pasará a ser un mito. Messi suma 358 (331 en partidos oficiales y 27 en amistosos). Está a 12. Otro récord que tiene a tiro.

El barcelonismo nunca podrá agradecer a Leo lo que ha brindado al club: los mejores años de su centenaria historia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil