Messi-Lewandowski: dos botas de oro

La mejor noticia para el Barça es que las palabras de Matthäus pueden encender la mecha de Messi

Acusado en sus inicios de ser frágil y no tener puntería, el polaco suma 53 goles esta temporada

Messi nos volvió a enamorar con este golazo | MEDIAPRO

Lothar Matthäus lo está haciendo de nuevo. Es una tendencia habitual  en el Bayern. Es un club que se sabe grande y que lo expresa con la naturalidad del que lleva haciéndolo toda la vida.

Leo Messi

Desde fuera a veces se interpreta como arrogancia. Pero figuras históricas como Oliver Kahn y Beckenbauer, o más recientemente Neuer, se han autoproclamado como los mejores en los suyo sin pestañear. Y lo han hecho más por convencimiento que por provocación.

Esa confianza ha sido una de las grandes señas de identidad del (casi) siempre imponente Bayern y uno de los grandes motivos de su éxito rotundo.

En esa líneas van las palabras de Matthäus cuando, a pocos días del crucial encuentro ante el Barça, asegura:  “Messi se enfrenta a su sucesor como mejor del mundo: Lewandowski es el mejor jugador, no sólo el mejor delantero”.

Una afirmación que, seguramente, contará con más detractores que si hubiera dicho que el argentino es el mejor del mundo y el polaco el goleador más en forma de esta temporada. Pero que sobre todo quedará en la retina de Messi.

Así ha sido siempre con el argentino. Algunas de sus mejores actuaciones han surgido cuando ha sentido que se le ha faltado al respeto. A veces con declaraciones. Otras con acciones en el campo. Pero, una vez encendida la mecha, el rival se enfrenta a el arma más devastador del fútbol mundial. 

A pesar de que Lewandowski sume 13 goles en siete partidos en la Champions por los tres de Messi. A pesar, también, de que el ariete  terminase la Bundesliga con 34 goles en 31 partidos por los 25 en 33 encuentros del ‘10’.

Cualquiera que viera el gol de Messi y su celebración ante el Nápoles sabe que tiene un problema, aunque el Barça haya perdido poder de intimidación en Europa desde hace años. 

A eso se agarra el barcelonismo: a la capacidad de Messi de hacer cosas imposibles. Y a sus ganas de hacer algo importante en Lisboa, aunque su discurso haya sido el más pesimista que se le recuerda con la camiseta en el Barça. Quizás buscando una reacción del equipo. Puede que cansado de ver como en los últimos años sufría un revés tras otro en la máxima europea. 

El viernes se medirán en palabras del diario ‘Olé’ “el mejor futbolista del mundo contra el goleador más temido de Europa”. El polaco (“el jugador más profesional con el que he trabajado”, Guardiola dixit) es la gran amenaza para el Barça.

Poco queda de aquel niño que le arrojó una mesa a una profesora. O del jugador que, en sus inicios en Alemania, era acusado de frágil y de fallar ocasiones clamorosas. Lewandowski es ahora una bestia capaz de marcar 53 goles esta temporada. Pero enfrente estará Messi con ganas de fútbol.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil