El mensaje que esconde el gol de Sergi Roberto

En el club celebraron especialmente que el tanto de la remontada fuera de un canterano

Luis Enrique bromeó con la falta de gol de Sergi Roberto en el primer equipo

Luis Enrique celebra con Sergi Roberto el pase a cuartos
Luis Enrique celebra con Sergi Roberto el pase a cuartos | sport

Dídac Peyret

Un nombre estaba estaba en boca de todos ayer en el club. En plena madrugada los dirigentes celebraban que Sergi Roberto saliera en la foto. Que fuera un canterano, un representante de La Masia, y un tipo como él, el que marcara el gol que pasará a la historia.

El tanto que dio la vuelta el mundo. El golazo que hizo tambalear los cimientos del Camp Nou y de la ciudad de Barcelona. Curiosamente otro canterano, a punto estuvo de evitarlo. "Yo estaba ahí. Suerte que no toqué el balón. Me pasó por encima, pero afortunadamente no pude tocarlo. Menos mal"

El que cuenta la historia, el otro protagonisa de la jugada, no es otro que Gerard Piqué. Ambos son culés desde pequeños, sienten el Barça, así que no es extraño que ayer estuvieran al borde del llanto. 

Porque así de emocionante se puso la noche. Porque los dos gritaron el gol a viva voz. También Luis Enrique, que fiel a esa forma de ser tan suya, rebajó el suflé con un poco de humor. "Este deporte es de locos; ha marcado Sergi Roberto, que no marcaba casi desde juveniles. Siempre le digo que no le marca un gol ni al arco iris"

Y se saltó el librillo Sergi Roberto para colarse en la historia del Barça. "Le dije a Sergi Roberto en las faltas: ‘vete al área, Sergi, que vas a marcar un gol y lo marcó”, recordó Neymar. 

Pero ni tras hacer el gol de su vida pareció superado por la situación. Sergi Roberto mantiene siempre la compostura. Incluso cuando no jugaba parecía el tipo más paciente. Parecía, porque por dentro había el mismo punto de rebeldía que exhibió ante el PSG. 

"No tiene un carácter explosivo, pero tampoco es tan paciente como algunos creen. Cuando no jugaba se enfadaba mucho aunque no lo pareciese", aseguran en su entorno.

Ayer no fue titular en el partido de la temporada, a pesar de haber sido un fijo en el once muchos encuentros. Cuando salió, trató de aportar lo suyo. "Era muy complicado. Estábamos muy jodidos en París, pero este equipo creía. Es increíble esto", explicó minutos después de pasar a la historia.

No fue un gol cualquiera. Fue el milagro de su vidaLa remontada de las remontadasLo marcó un canterano para decir bien alto que La Masia no ha perdido vigencia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil