El mensaje de Mateu Lahoz a Koeman para cuando vuelva a pitar al Barça

El colegiado valenciano explicó por qué se perdió el Clásico del sábado

"A Neymar le llamo 'Ney' si estoy bien. Si estoy enfadado le llamo Neymar"

Koeman: El penalti es clarísimo, lo ha visto todo el mundo | Perform

El colectivo arbitral sigue abriéndose poco a poco. El último en hablar públicamente ha sido Mateu Lahoz, quien pasó este jueves por los micrófonos tanto de 'Radio Marca' como de 'El Partidazo de COPE', donde analizó la actualidad futbolística, explicó por qué se perdió un Clásico que inicialmente debía pitar él y, de paso, envió un mensaje a Ronald Koeman tras las quejas del técnico holandés.

El colegiado valenciano explicó los motivos por los que Gil Manzano le sustituyó en el Clásico. "En el primer tiempo del Bayern-PSG hay un jugador que me golpea en el gemelo y eso hace que se me contracture. Al final de la primera parte y durante toda la segunda parte estás en caliente y no te afecta en la carrera, pero el dolor sí era alto. Al día siguiente veo que no puedo. No hay tiempo para que te traten en el descanso, era el típico bocadillo. Lo bueno es mantener el musculo caliente, hacer ejercicio y aguantar porque era un privilegiado por estar en directo viendo lo que estaba viendo y disfrutándolo", relató.

Por otra parte, Lahoz contestó sin ganas de hacer sangre a Koeman, que se quejó del arbitraje de Gil Manzano tras el Clásico. "No soy nadie para enjuiciar lo que hagan los demás. En el siguiente partido en el que me toque arbitrar a su equipo, verá que vamos a hacer lo que podamos y a pitar lo que veamos", dijo.

Ya en el 'modo anécdota' activado, Lahoz explicó varias curiosidades. "A Neymar le llamo 'Ney' si estoy bien. Si estoy enfadado le llamo Neymar", dijo antes de revelar cómo es el grupo de Whatsapp de los árbitros. "Tenemos uno todos los árbitros. Es un grupo muy protocolario, muy soso y si alguien se suelta con una bromita no se le sigue", dijo.

Por último, el colegiado también se refirió a su relación con los jugadores. "No hay jugadores que me caigan muy mal o mal. Ha habido jugadores que no los he entendido. Hay veces que entiendes que un jugador te proteste porque ha hecho un gran esfuerzo, pero en otros momentos en los que no concuerda con la realidad la propuesta solo puedes mirarle a los ojos. Cada partido, cada situación es diferente. Al final intentas borrar lo sucedido", opinó.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil