Sport.es Menú

Lo mejor y lo peor del Barça en la Liga

El Barça ha sido un campeón solvente: ganó el título con tres jornadas de margen y con Messi como indiscutible Pichichi

En cambio, el equipo mostró algunas debilidades defensivas y echó en falta más protagonismo de jugadores como Dembélé o Coutinho

Messi puso el empate en Ipurua con una magnífica asistencia de Arturo Vidal | LALIGA

Concluida la temporada en Primera división, el Barça ha sumado su Liga número 26, la segunda bajo el mando de Ernesto Valverde, en un campeonato que ha vuelto a coronar a Leo Messi como mejor goleador del torneo. El Barça acaba el curso como equipo más goleador, aunque no como el menos goleado: repasamos las luces y sombras del Barça en la Liga que acaba de terminar:

LO MEJOR

- Segundo título consecutivo

El Barça ha revalidado el título con absoluta solvencia: solo ha dejado de ser líder en cuatro de las 38 jornadas y nunca ha bajado del segundo puesto. El Barça se proclamó campeón con cuatro jornadas de margen: el reparto de minutos de Ernesto Valverde permitió al Barça llegar al tramo final de temporada en una gran condición física. 

- Otro Pichichi para Messi

Desde las primeras jornadas de Liga parecía claro que Messi se alzaría con su sexto trofeo de máximo goleador, igualando así el récord de Telmo Zarra. El argentino ha concluido la Liga con 36 goles y suma su tercer Pichichi consecutivo. En las últimas cuatro temporadas, el Pichichi ha sido un jugador del Barça: Luis Suárez en la 2015-16 y en las tres siguientes, Messi. El Barça solo se ha quedado sin marcar en tres partidos, a diferencia del Atlético (6) o el Real Madrid (9). 

- Estreno de cinco canteranos

Ernesto Valverde ha hecho debutar en el campeonato de Liga a cinco jugadores de la cantera: el primero fue Riqui Puig, una de las perlas del fútbol base del Barça, que fue titular en Huesca. Junto a él también se estrenó Wagué, lateral derecho. Posteriormente, y ya con el título asegurado, tuvieron minutos Abel Ruiz, Alex Collado y Carles Pérez, que se estrenó en el último partido de Liga ante el Eibar.  

- 19 puntos de diferencia con el Real Madrid

Nunca antes el Barça había logrado dejar a su gran rival histórico a tanta distancia. El récord anterior a favor del Barça era de 17 puntos, correspondientes a la temporada 2017-18 y 1984-85. El pésimo arranque de temporada del Madrid, su irregularidad durante toda la temporada y el buen tono mostrado por el Barça en la Liga han permitido a Valverde hacer historia en su segunda temporada. 

LO PEOR

- Goles en contra y problemas en defensa

El Barça acaba la Liga con 36 goles en contra, siete más que la temporada pasada. En el último triplete, (temporada 2014-15) el Barça había encajado solo 21 goles en Liga. Ter Stegen ha sido uno de los mejores porteros del campeonato, pero sigue sin poder ganar un Trofeo Zamora.Atlético de Madrid, Valencia y Getafe han encajado menos goles que el Barça

- Fichajes prácticamente inéditos

Boateng y Murillo llegaron en el mercado de invierno para reforzar al equipo y descargar de minutos a los titulares habituales, pero su protagonismo ha sido absolutamente residual. Boateng solo jugó tres partidos (ante Valladolid, Celta y Huesca), en el que no ha marcado ningún gol. Murillo, por su parte, jugó menos aún: el partido completo ante el Huesca y 22 minutos ante el Celta, con el título ya asegurado.

- Coutinho decae y Dembélé se queda a medias

Los dos fichajes más caros de la historia del club no han tenido el protagonismo que de ellos se espera. Coutinho ha firmado una temporada muy irregular y acaba el curso con la sensación de estar más fuera que dentro del club: el precio de su fichaje y las expectativas parecen haberle superado. Acaba la Liga con 34 partidos disputados y 5 goles marcados. Es el noveno jugador en el reparto de minutos ligueros. Dembélé, por su parte, sigue lastrado por las lesiones: aunque el francés ha tenido buenos momentos, no encuentra la regularidad necesaria para rendir al máximo. Ha jugado 29 partidos y anotado 8 goles, muy lejos de las cifras de Suárez y Messi. Once futbolistas de la plantilla han tenido más minutos que él en la Liga.

- El papel testimonial de la cantera

Carles Aleñá es el último jugador del filial que ha ascendido de forma oficial al primer equipo: lo hizo en diciembre, cuando se le asignó el dorsal 21. Sin embargo, a pesar de que su rendimiento siempre ha sido notable, tan solo ha disputado un partido completo, ante el Celta y con la Liga ya asegurada. El resto de jugadores procedentes del filial han tenido un papel puramente testimonial: los centrales Miranda, Chumi y Cuenca jugaron en la Copa, pero no en la Liga. Riqui Puig, uno de los jugadores que más expectación ha despertado entre la afición, disputó dos partidos, ante Huesca y Celta, al igual que Wagué. Alex Collado, Abel Ruiz y Carles Pérez se estrenaron en Primera pero con pocos minutos y ya con el título asegurado. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil