Más vacaciones para Messi

Messi podrá seguir disfrutando de sus vacaciones en familia ya que Luis Enrique le ha dado una semana extra de descanso
Messi podrá seguir disfrutando de sus vacaciones en familia ya que Luis Enrique le ha dado una semana extra de descanso | G-TRES

Finalmente el cuerpo técnico del FC Barcelona ha decidido que Leo Messi no se incorpore a la disciplina del club hasta el próximo lunes 1 de agosto, alargando sus vacaciones de esta forma una semana más, ya que antes de empezar la Copa América se había fijado el regreso de los internacionales sudamericanos para el lunes 25 de julio.

¿Qué significará ese retraso de una semana en su incorporación? Pues así a bote pronto, no estará en el stage de Inglaterra, que se inicia el próximo lunes 25 de julio, y por extensión tampoco participará en el primer partido de la pretemporada: el amistoso que el Barcelona jugará en Dublín ante el Celtic el sábado 30 de julio.

No hay duda de que se trata de una baja significativa para los organizadores, ya que la ausencia del mejor jugador del mundo y buena parte de las estrellas del Barcelona restará buena parte del atractivo al partido.

Y es que aparte de Messi, tampoco estarán en el stage en Saint George's Park ni en Dublín el guardameta Claudio Bravo, el defensa Javier Mascherano -ambos cuentan con el mismo permiso que el ‘crack’ blaugrana para alargar una semana más sus vacaciones-ni tampoco la pléyade de internacionales que participaron en la Eurocopa de Francia, empezando por Gerard Piqué y acabando por Arda Turan. Estamos hablando, qué duda cabe, del grueso de la plantilla: un total de once jugadores.
 

JAVIER MIGUEL

Leo Messi

Sentido común

En esta ocasión, el club se ha regido con criterio y en base de motivos tan contundentes como indiscutibles. 

Primero porque el crack argentino llegó a la final de la competición, que se disputó el 26 de junio en Estados Unidos, por lo que los técnicos constataron que al final no hubiera tenido ni el mes de vacaciones que marca el Estatuto de los Jugadores. 

Segundo porque la derrota de la albiceleste en la final de la Copa América fue un golpe muy duro y se valoró que el jugador necesitaba más tiempo para poder hacer borrón y cuenta nueva, sobre todo teniendo en cuenta de la saturación de problemas que ha arrastrado esta temporada 
–lamentablemente también hay que incluir su condena por evasión fiscal y su indecente escarnio público–.  

Y tercero porque a Leo hay que demostrarle que el Barcelona va a hacer todo lo que esté en sus manos y más aún para que sea feliz en el club y se sienta el jugador más valorado del mundo, con o sin renovación por en medio.
 

competición

Leo empezará la temporada 2016-17 con muchos retos a la vista. El primero será la Supercopa de España, que se jugará el 14 y el 17 de agosto ante el Sevilla, el segundo ya está un poco más lejos, porque estamos hablando del Balón de Oro que se entrega en enero. Todo indica que Cristiano puede partir con una relativa ventaja al haber ganado la Champions y la Eurocopa, pero Messi aún no ha dicho su última palabra. Y después ya llegará la posibilidad de conquistar un nuevo triplete –el tercero en el currículum de este impresionante jugador–.

No hay duda de que son muchos retos por delante, por lo que hay que dar por buenos esos 35 días que está disfrutando Leo en sus vacaciones. Que aproveche y utilice como quiera esas 840 horas y que descanse todo lo que pueda en esos 50.400 minutos para seguir haciendo al Barça campeón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil