Philippe, de la sentencia a dejarnos fríos (una vez más)

Coutinho marcó el 0-1 prácticamente en su primera intervención y tuvo en sus botas finiquitar el partido con el 0-2

Se fue diluyendo y Valverde sorprendió sustituyéndole antes del minuto 60

 Coutinho anotó el primer gol del partido pero no tuvo continuidad en el juego y se marchó en el 58 | LALIGA

Enésima oportunidad para Philippe Coutinho. Entre lesiones y rotaciones, lo cierto es que rara vez ha empalmado más de dos encuentros sin jugar el brasileño, que si de algo no se puede quejar es de no contar con la confianza de Ernesto Valverde. En fin, arrancaba de inicio Philippe en el Estadio de la Cerámica y lo hacía, como viene siendo habitual los últimos partidos, como extremo izquierdo.

Pegado a la banda y tirándose hacia adentro cuando Jordi Alba hacia sus habituales incursiones (pocas hoy, todo hay que decirlo), el brasileño ha comenzado voluntarioso y con el ‘chip’ de trabajo en modo ON. Se ha tenido que enfundar rápido el mono de obra porque el cuadro ‘groguet’ ha salido en tromba y Alba ha tenido problemas muy serios en esa banda derecha de ataque del Villarreal con un Samu Chukwueze que ha demostrado el pedazo de futbolista que es y que puede ser.

Salvada la embestida inicial del submarino amarillo (San Ter Stegen una vez más), el Barça ha aprovechado prácticamente su primera llegada. Pase en profundidad milimétrico de Sergi Roberto para coger la espalda a Pedraza, conducción perfecta de Malcom y asistencia medida a nuestro protagonista, un Coutinho que ha acompañado a la perfección la jugada y que ha remachado al más puro estilo depredador del área a puerta vacía. Eso ha sido en el minuto 13 de partido y poco más se le ha visto hasta el descanso.

Coutinho ha vuelto a estar bastante soso  | JAVI FERRÁNDIZ

Lo más destacable, una gran acción conjunto con Luis Suárez en el 18’ que ha terminado con definición del brasileño al palo en el mano a mano. Cierto es que el Barça ha cargado mucho su juego sobre la banda derecha, donde Malcom les estaba haciendo un descosido a Pedraza y a Víctor Ruiz.

15 MINUTOS Y 'AL CARRER'

Lo desconocía (obviamente) cuando se retiraba hacia vestuarios al descanso, pero le quedaba muy poca acción a Coutinho en el Estadio de la Cerámica. Las cosas no podían empezar peor para el Barça tras la reanudación. El Villarreal de nuevo sacaba el ‘zafarrancho’ de combate y Ekambi, Iborra, Samu y compañía volvían a dejar en evidencia a una defensa muy desdibujada en La Plana esta noche. Ni cinco minutos pasaban hasta que el camerunés igualaba la contienda (2-2). El asunto no marchaba bien y el desgobierno del centro del campo lo pagaba muy caro nuestro protagonista. Valverde sorprendía a todos (no porque no lo mereciera, todo sea dicho) y decidía antes del 60’ sacar del partido a Philippe para dar entrada a un Messi al que hoy hubiera deseado el 'Txingurri' darle los 90 minutos de descanso.

Conclusión: Como en tantas otras ocasiones, Coutinho ha funcionado a fogonazos. Apenas participa del juego de su equipo, se le ve tímido, no intenta nada que se salga demasiado del guión. Hay días en los que esos dos, tres chispazos le salen bien y salva la papeleta. En esta ocasión le ha salido a medias. Nuevo gol para su cuenta particular (10 esta temporada), pero ha dejado escapar la opción de sentenciar con el 0-2 en un mano a mano al palo. Más allá de eso, de nuevo nos deja fríos, casi helados, su actuación. Y ya son demasiadas…

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil