Sport.es Menú

Madrid, nos vemos en la final

El Barça aceptó la invitación del Real Madrid para la final de la Copa del Rey del 19 de abril. En un partido serio, en el que exorcizó sus demonios de las últimas temporadas en Anoeta, empató 1-1 con una desbocada la Real Sociedad haciéndose amo del balón y mostrando una efectividad letal en el primer tiempo, y aceptando el intercambio de golpes en la segunda.

JUAN MANUEL DÍAZ

El Tata Martino salió con todo lo disponible, pero además dispuesto a controlar la salida en tromba de la Real Sociedad haciendo lo que pidió en la víspera: dominando el balón e intentando evitar las contras.

Joseba Arrasate tampoco había engañado. Dispuso un 4-3-3 muy ofensivo y presionante con Seferovic, Griezmann y Vela en punta, confiado en que la presión de Anoeta, que vivió el partido como una auténtica final, haría el resto.

Se impuso la experiencia y madurez de los blaugrana. Con Pedro e Iniesta arrancando de las bandas, que las cedían para las llegadas de Alves y Alba, los 'pequeños' se dedicaron a asociarse y a mover el balón a un ritmo vertiginoso.

La Real aprovechó los desajustes de los primeros minutos del Barça, sobre todo a las espaldas de Alves, para intentar abrir rápidamente el marcador, que estratégicamente era imprescindible para sus intereses.

Seferovic en fuera de juego cuando encaraba a Pinto (8'); Griezmann (11') que no pudo rematar un centro de Vela desde la izquierda por la acción de Mascherano; y Zurutuza (16') en un disparo desde la frontal, enseñaron los dientes aunque sin la pólvora necesaria.

RESPUESTA IMPECABLE

Pero la respuesta del Barça fue impecable. Primero, no entrando en las faltas que algunos 'txuri urdin' cometieron. Después, generando ocasiones hasta conseguir ponerse por delante en el marcador, a base de un juego asociativo y de líneas compactas y juntas.

Pedro no pudo rematar un buen envío en profundidad de Iniesta (14') y Alves (21') puso a prueba a Zubikarai con un disparo lejano.

Por fin, llegó el 0-1 a los 27 minutos, por medio de Messi y precisamente ejecutando la jugada que el Barça, con su control del juego y el balón, había evitado que hiciera la Real Sociedad.

José Ángel perdió un balón absurdo en el centro del campo, Leo lo cazó y salió disparado hacia el área realista. Al pisar el rectángulo, cuando cinco defensas intentaban darle caza, el rosarino lanzó un disparo que llegó a tocar Zubikarai, pero no lo suficiente para evitar que el esférico acabara en la red. 

La Real Sociedad acusó el directo a la mandíbula, pero a pesar de todo tuvo una inmejorable ocasión para meterse en la eliminatoria a los 35 minutos. Fue tras un nuevo despiste de Alves que no defendió bien un centro de Zaldúa al segundo palo. Vela controló y disparó, pero Pinto reaccionó a tiempo para desviar la trayectoria lo justo. Por fin, Alves despejó a córner.

También el Barça pudo estirar su renta. Primero en un disparo de Pedro que despejó Zubikarai (34'); después, en una jugada anulada por fuera de juego de Alves de manera equivocada. Iniesta había asistido de tacón al brasileño que se había plantado solo ante el portero.  

INTENSIDAD

La Real Sociedad salió decidida a quemar las naves e imprimió más ritmo transformando el juego en mucho más vertical y directo. Tras una buena combinación Messi-Iniesta, el manchego cruzó demasiado su disparo.

Fue una fase de intercambio de golpes durante la que ambos equipos llegaron con facilidad a las dos áreas. Vela envió un zurdazo con mucha rosca que se estrelló en la cruceta de la portería de Pinto (54'). Y Messi y Cesc fusilaron sucesivamente a Zubikarai (56').

Tampoco faltaron las acciones dudosas en ambas áreas. Primero, Mascherano le quitó limpiamente a Griezmann el remate en un uno contra uno con Pinto (59'). Y a continuación Teixeira se comió un claro penalti de Ansotegi sobre Pedro (62').

SE VA XAVI...

Superada la hora de partido, Arrasate y Martino se decidieron a mover los banquillos. Sorprendió el relevo de Xavi por Song, si bien es cierto que el global de la eliminatoria ya era de 3-0 para el Barça. El Tata quiso dosificar, una vez más, al vallesano.

En cambio, Arrasate buscó soluciones para, al menos buscar el triunfo parcial pues la clasificación estaba cuesta arriba. Chori Castro relevó a Seferovic y Elustondo, a Gaztañaga.

En este tramo, el meta de la Real Sociedad, Zubikarai, se reivindicó para descargarse del error del partido de ida que le costó un gol a su equipo. Estuvo especialmente listo para interceptar un centro-chut de Pedro (68') y un mano a mano de Alves (75') tras una asistencia de Messi.

...Y ENTRA ALEXIS

Aún quedaba algún cartucho en la recámara de ambos técnicos para los últimos diez minutos. Arrasate incorporó a Canales por Prieto y Martino, a Alexis por Prieto.

El chileno intentó aportar su habitual capacidad de verticalidad y trabajo en unos últimos minutos en los que el Barça quería redondear la clasificación con un segundo gol.

El asedio blaugrana, sin embargo, acabó con un gol de la Real Sociedad. Los blaugrana, con las líneas muy estiradas, no dieron con la meta donostiarra por segunda vez y en cambio Canales encontró a Chori Castro en la izquierda, éste centró al área y Griezmann no perdonó (87').

Un empate que deja de nuevo al Barça sin vencer en Anoeta -van cuatro partidos seguidos- pero que no le impide clasificarse para la final del 19 de abril frente al Real Madrid. El Barça del Tata sigue el plan de ruta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil