El Madrid entra en tromba a por Pogba

El Madrid entra fuerte por Pogba
El Madrid entra fuerte por Pogba | sport

Lo que el Barça temía ha acabado sucediendo. El Real Madrid ha irrumpido con fuerza en la complicada puja por Pogba y está en disposición de reventar cualquier operación. Hace unos días, el club blanco se reunió con el agente del futbolista, Mino Raiola, y Florentino Pérez pidió precio al presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, con quien mantiene buenas relaciones. El Barça ha sido informado al detalle de estos últimos movimientos y esperan que sea el propio jugador el que decida vestir la camiseta azulgrana. 

Lluís Miguelsanz

El fichaje de Pogba por el Barça estaba bastante bien encarrilado. La Juve había priorizado esta opción para mantener un año al futbolista y venderle en junio del 2016 por una cantidad cercana a los 80 millones de euros. Pero el gran escollo que se estaba encontrando el Barça estaba en el agente del futbolista que lleva meses hablando con varios clubs y aumentando una puja estratosférica. Mino Raiola también se reunió con el Barça y les dejó claro que la prioridad de Pogba era jugar en España y en el Barça, pero que debían mover ficha...y no solo con la Juventus. El jugador pidió, entonces, una ficha de 12 millones de euros netos por temporada y Raiola una comisión multimillonaria acorde con las cifras finales de la operación.

En el Barça se intentó dejar pasar el tiempo con la esperanza de que Pogba no iba a apretar para irse al Manchester City o el PSG, proyectos que no contempla salvo que hagan alguna locura económica. El único miedo radicaba en el silencio del Real Madrid, que solo había sondeado a Pogba a través de Zinedine Zidane, pero tampoco habían demostrado demasiado interés. De hecho, el club blanco no había formalizado oferta alguna ni tampoco habían realizado encuentros con Raiola o la Juventus para avanzar en la negociación.

La llegada de Rafa Benítez al Real Madrid ha sido clave para que Florentino Pérez se convenza de que Pogba es el fichaje clave. Benítez ha pedido dos centrocampistas de fuerza y calidad y también recomendó el fichaje del francés si económicamente era viable. Pero el presidente blanco no lo veía claro hasta que llegó a la conclusión que lo mejor sería invertir en un fichaje costísimo pero que puede tener un doble efecto: Por un lado se dinamita la estrategia del Barça, máximo rival deportivo y, por otro, se hacen con el jugador más deseado en el mercado.

El Real Madrid parece que ha entrado en tromba y están dispuestos a mejorar la mejor oferta que tenga la Juventus encima de la mesa. Ponen dinero y han utilizado a Morata como gancho para poder avanzar en la operación. Y es que el Madrid estaría dispuesto a renunciar a la opción de recompra que tienen pactada por traspaso para facilitar las cosas. La Juve ya intentó abordar este tema tras la final de Champions, pero el Madrid se negó a negociar y parece que ahora han abierto la puerta. La valoración de esa renuncia por Morata podría ser clave para llegar a un acuerdo definitivo. La ficha del jugador tampoco sería un problema a pesar de que el Madrid necesita soltar lastre en la plantilla antes de acometer algún fichaje.

La idea de Florentino es avanzar el fichaje en estos últimos días de junio. Y es que la Juventus le ha pedido al propio jugador que tome una decisión lo antes posible ya que deben planificar la próxima temporada. El objetivo del club italiano es contar con el jugador, pero el discurso de los últimos días está comenzando a cambiar y ya hablan de abrirle la puerta si llega una oferta irrechazable. Y esa propuesta puede venir de manos del Real Madrid.

En el Barça, Pogba sigue siendo el objetivo número uno de mercado y están convencidos de que no todo puede ser cuestión de dinero. Está claro que el club se preparaba para afrontar un dispendio de 80 millones de euros por el centrocampista, pero querían también que Pogba hiciese algún esfuerzo para jugar en un club que le dará la posibilidad de ganarlo todo. En el club azulgrana manejan informaciones de las claras preferencias del jugador por el Barça, pero la verdad es que Pogba –muy aislado por su agente– no ha hablado ni hablará de su futuro. Eso sí, el Barça también tiene muy claro que la partida ha llegado a su momento decisivo y esperan llevarse al futbolista. En el Madrid, por su parte, creen que el músculo económico acabará decantando una balanza en la que ya hay solo dos candidatos claros. Todo un culebrón. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil