Luuk de Jong, un fichaje incomprensible

El delantero neerlandés tan solo ha anotado un gol en los casi 400 minutos que ha disputado

Koeman pidió su fichaje con la marcha de Griezmann, pero el Camp Nou ya empieza a dudar de sus capacidades

Un día más, Luuk de Jong no estuvo acertado de cara a portería... | Telefónica

Llegó en el último minuto del último día del mercado para paliar la baja de Griezmann, en una operación que tan solo se puede y se debe entender por cuestiones económicas. Si había alguna duda de ello, Luuk de Jong se ha encargado de demostrar sobre el terreno de juego que así era.

Ha jugado poco, sí, pero cuando lo ha hecho se le ha visto muy perdido, sin saber cómo y cuándo retrasar su posición para combinar con sus compañeros y, sobre todo, sin puntería, siendo esta su mejor cualidad. Al menos así lo había 'vendido' Koeman a los aficionados, asegurando que era un tipo de referencia que el equipo no tenía y que, para rematar centros, el neerlandés era mejor que Neymar. En el remate, de momento, no está siendo preciso y en el Camp Nou ya están empezando a cogerle la matrícula.

Ronald Koeman, el máximo responsable de su fichaje, le hizo entrar en el Clásico para buscar el gol de forma desesperada. Pero no había ni siquiera tocado el primer balón cuando el Camp Nou ya comenzó a murmurar y a 'criticar' su entrada al terreno de juego. Por desgracia para él, no era el primer día. Luuk de Jong ya tuvo que escuchar algunas silbidos durante el duelo ante el Dinamo de Kiev.

Lo cierto es que, en el Clásico, los silbidos no se quedaron en su salida al verde, sino que fueron a más. A cada balón que tocó, y perdió, el público fue muy contundente. Los aficionados andaban desesperados por rascar el empate ante el cuadro blanco, pero terminaron desesperados por la actuación del neerlandés. Salió del área para hallar balón, pero no estuvo ni mucho menos acertado. Tampoco en el área, donde su estatura de poco sirvió ante Militao y Alaba.

Para colmo de Luuk de Jong, Agüero salió unos minutos, recibió una ovación y, sobre todo, marcó. El argentino, que ha jugado mucho menos que él, tan solo ha necesitado de dos ratos y un tanto para darle algo de ilusión a la afición. Toda la que no ha sabido generar un delantero neerlandés que, en solo dos meses y con un solitario gol a sus espaldas, ha logrado empezar a sacar de quicio al Camp Nou.

Su peor registro goleador en años

Las malas sensaciones que está transmitiendo Luuk de Jong también se han visto reflejadas en los números. En los casi 400 minutos que ha disputado, el neerlandés tan solo ha podido anotar un tanto, contra el Levante en el que quizás fue el mejor partido de la temporada para los azulgrana. En los siete años anteriores, nunca había tenido un promedio goleador tan bajo.

En sus dos años en Sevilla, el de Aigle tuvo mejores números. Celebró un tanto cada 239 minutos en la temporada 2019/20 y cada 270’ en la anterior. En el Sánchez Pizjuán ya bajó los registros respecto a sus dos últimos años en el PSV (una diana cada dos horas en la campaña 2018/19 y cada 191 minutos en la 17/18). Su peor cociente desde que en 2014 el equipo de Eindhoven lo ‘rescatara’ tras una etapa complicada en Alemania fue en el curso 2016/17. 

El Philips Stadion solo festejó nueve goles suyos, y eso que disputó 3.388 minutos (un promedio de acierto cada 376’). Si no ve portería en la próxima media hora que juegue, Luuk de Jong lo empeorará. Y eso que, aunque el Barça traviesa el peor momento de su historia reciente, ha tenido una coyuntura favorable y ocasiones de sobra para ‘embellecer’ sus números.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil