Luuk de Jong, un debut con más voluntad que acierto

El neerlandés es titular pero tiene escaso protagonismo en ataque

Juega 66 minutos como referencia y buscando descargar balones largos

Luuk De Jong disputa el balón con Joshua Kimmich durante el Barça-Bayern de la Champions 2021/22
Luuk De Jong disputa el balón con Joshua Kimmich durante el Barça-Bayern de la Champions 2021/22 | JAVI FERRÁNDIZ

Primera convocatoria y primera titularidad para Luuk de Jong. Las múltiples bajas que Ronald Koeman tenía en ataque para el debut de su equipo en la Champions esta temporada y la confianza que el holandés tiene en su compatriota han propiciado el debut del delantero con la camiseta del Barça. Llegó al Camp Nou cedido por el Sevilla en las últimas horas de mercado para cubrir la vacante dejada por Antoine Griezmann y Koeman le ha colocado en el once inicial en la primera oportunidad que ha tenido después que esta misma semana se confirmase la grave lesión de Braithwaite, baja que se une a las de Dembélé, Ansu Fati i Agüero.

Mucha voluntad y poco más en el primer partido del neerlandés como jugador del Barça, un partido del que no tendrá precisamente un buen recuerdo por el mal resultado y la enorme superioridad mostrada por el Bayern. Koeman ha decidido reforzar la defensa, volver a los tres centrales y jugar con cinco atrás, dejando a Luuk de Jong y Memphis en punta, una pareja que se conoce perfectamente, pues coincidieron en el PSV Eindhoven y también lo han hecho en la selección de los Países Bajos. Ha sido el debutante el hombre más adelantado del equipo, con la obligación de ser la referencia y descargar cualquier balón en largo. Trabajo necesario teniendo en cuenta que la presión asfixiante de los alemanes ha provocado que Ter Stegen tuviese que jugar en largo unas cuantas veces. Este Barça no es el equipo que dominaba el juego desde la posesión. Ha tenido poca pelota y Luuk de Jong, poco protagonismo.

LUCHA CON UPAMECANO

Se las ha tenido que ver el neerlandés con Dayot Upamecano y el central francés ha ganado casi todos los duelos gracias a su potencia física. Ha batallado Luuk de Jong pero no ha tenido ni una oportunidad para rematar a la portería de Neuer y se ha marchado ya al descanso con cara de resignación y también de cansancio. Lógico teniendo en cuenta que se pasó casi toda la pretemporada lesionado y que no disputó ni un minuto con el Sevilla en las tres primeras jornadas de liga.

Tampoco ha participado mucho del juego en la segunda parte, con un Bayern dominador y ha acabado dejando el terreno de juego en el minuto 66 dejando su sitio a un Coutinho que no jugaba desde el 29 de diciembre del año pasado, cuando cayó lesionado contra el Eibar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil