Los mejores partidos del Barça para ver en casa

Los mejores partidos del Barça para ver en casa

Koeman marcó en Wembley el gol más importante de la historia del Barça
Koeman marcó en Wembley el gol más importante de la historia del Barça | sport

Seleccionamos los partidos más espectaculares de la historia reciente del Barça

Remontadas, golazos y victorias épicas para deleitarse con los mejores momentos del equipo azulgrana

En tiempos de confinamiento obligado por el coronavirus y con todas las competiciones futbolísticas detenidas, es buen momento para repasar algunos de los mejores momentos que el Barça ha regalado a sus socios y seguidores a lo largo de la historia:

Real Madrid-Barcelona: 0-5 (Liga)

Más de una generación de aficionados del Barça tiene este partido del Bernabéu como una referencia casi vital. Era la primera temporada de Johan Cruyff como jugador del Barça. Se jugó el 17 de febrero de 1974: las imágenes son en blanco y negro. Asensi (dos), Cruyff, Juan Carlos y Sotil marcaron los goles de un Barça que recuperaría el título de Liga 14 años después. Es la victoria más abultada del Barça en el campo de su eterno rival. 

Barça-PSG: 6-1 (Liga de Campeones)

Histórico partido del Barça en el Camp Nou: el resultado de la ida de los octavos de final (4-0 ante el PSG) solo invitaba a la resignación, pero el Barça tiró de arrojo para jugar un partido inolvidable. El equipo de Luis Enrique llegó a ponerse 3-0, pero Cavani firmó el 3-1. Ese gol parecía sepultar al Barça, que sin embargo marcó tres goles más para lograr una gesta histórica (ningún equipo había remontado un 4-0 en la Copa de Europa), culminada con un gol de Sergi Roberto. 

Real Madrid-Barça: 2-6 (Liga)

Inolvidable partido que forjó el primer triplete de la historia del Barça. Se jugó en mayo de 2009 y dejó el título de Liga en bandeja para el Barça, que también ganaría la Copa y la Champions. En realidad, la primera parte fue muy igualada, pero en la segunda, el Barça se desató.  Las celebraciones de Puyol (besándose el brazalete de capitán) y de Piqué, estirándose la camiseta, son especialmente recordadas por la gent blaugrana. 

Barça-Real Madrid: 5-0 (Liga)

El Dream Team de Johan Cruyff firmó una de sus mejores actuaciones el 18 de enero de 1994 ante el Real Madrid que entrenaba Benito Floro. Romario anotó tres goles (uno de ellos, espectacular, tras un regate a Alkorta que permanece en la memoria de los aficionados), Koeman marcó de falta e Iván Iglesias redondeó el resultado a falta de cinco minutos para el final. 

Barça-Atlético de Madrid: 5-4 (Copa del Rey)

Una de las remontadas más espectaculares de la historia del Barça. Ocurrió en un partido de Copa, en la vuelta de los cuartos de final. Atlético y Barça habían empatado a dos goles en la ida. En la vuelta, el Atlético se puso 0-3 al descanso, con tres goles de Pantic. Marcó Ronaldo en el arranque de la segunda parte, pero Pantic volvió a ver puerta: 1-4. La eliminatoria parecía perdida pero Robson dio entrada a Pizzi y Stoichkov y el Barça resucitó. El gol de Pizzi en el minuto 83 desató el delirio en el Camp Nou. 

Chelsea-Barça 1-2 (Liga de Campeones)

El partido se hizo célebre porque Mourinho acusó a Messi de haber hecho “teatro del bueno” ante las duras entradas de Del Horno. Era la ida de los octavos de final de la Champions que el Barça acabaría conquistando en París. No marcó Messi (los goles del Barça fueron de Eto’o y de Terry en propia puerta) pero desquició a Del Horno y maravilló a los aficionados del Barça que lo vieron por la televisión. 

Barça-Arsenal: 4-1 (Liga de Campeones)

Una de las grandes noches de Messi: Arsenal y Barça habían empatado (2-2) en la ida de los cuartos de final de la Champions. Y en la vuelta, el Arsenal se adelantó (0-1) con un gol de Brendtner, pero Messi respondió a lo grande. Marcó cuatro goles (algunos de ellos, de extraordinaria factura) para enviar al Barça a semifinales directamente. 

Barça-Valencia: 7-0 (Copa del Rey)

Inesperado resultado entre dos grandes del fútbol español en una semifinal de Copa. Fue una de las grandes exhibiciones del tridente que formaron Suárez, Messi y Neymar, aunque en realidad, el brasileño se quedó sin marcar y de hecho, falló un penalti. Sus compañeros, en cambio, se dieron un festival: cuatro goles de Suárez y tres de Messi frente a un Valencia empequeñecido en el Camp Nou. 

Barça-Manchester United: 3-1 (Liga de Campeones)

La final de la Liga de Campeones de 2011 fue una auténtica exhibición del Barça de Guardiola. Fue un partido muy completo del equipo azulgrana. Primero marcó Pedro y ni siquiera el empate de Rooney alteró al Barça, que gobernó la final con una autoridad aplastante. Messi firmó el 2-1 (su celebración fue especialmente intensa) y en el minuto 69, Villa marcó un golazo desde fuera del área que sentenció la final. Abidal, recién recuperado de un cáncer hepático, levantó la Copa de Europa. 

Barça-Santos: 4-0 (Mundial de clubes)

El partido que convenció definitivamente a Neymar de fichar por el Barça: el 18 de diciembre de 2011, el Santos se midió al Barça en la final del Mundial de clubes. “Es uno de los mejores partidos de fútbol que he visto en mi vida”, diría Michel Platini poco después. El Barça trituró al Santos con una exhibición de juego colectivo y con una interesante ocupación de los espacios. Fueron titulares Busquets, Thiago, Xavi, Iniesta y Cesc. El único delantero nato fue Messi, que anotó dos goles. Xavi y Cesc redondearon el resultado.

Compostela-Barça: 1-5 (Liga)

En teoría, un partido de Liga más, sin demasiada historia. En la práctica, una de las mayores exhibiciones individuales de un jugador del Barça. En este caso, Ronaldo Nazario, el delantero centro de aquel equipo entrenado por Robson. El Barça ganó con autoridad en Santiago (1-5): lo mejor del partido llegó en la segunda parte, cuando Ronaldo controló un balón en el centro del campo y no se detuvo hasta batir a Fernando, el portero rival. Regateó a William, Bellido, Passi, Fabiano, José Ramón, Mauro y Chiba antes de marcar. Un golazo para ver en modo bucle. 

Barça-Sampdoria: 1-0 (Copa de Europa)

Había tanta tensión en Wembley aquel 20 de mayo de 1992 que Barça y Sampdoria ofrecieron un partido cerrado, con pocas oportunidades y lleno de nerviosismo. No fue el mejor partido de fútbol de la historia del Barça, pero fue el más importante. 93 años después de su fundación, el Barça alcanzaba su gran sueño, la Copa de Europa. El gol de Koeman, de falta directa en la prórroga, merece ser visto una y otra vez porque no solo es el gol más importante de la historia del club. También es un golazo. 

Real Madrid-Barcelona: 2-3 (Liga)

El clásico del Bernabéu de la temporada 2016-2017 se jugó el Dia de Sant Jordi (23 de abril). Real Madrid y Barça se jugaban buena parte del título. Solo faltaban cinco jornadas para el final de la Liga. Fue un partidazo: ambos equipos jugaron a rumba abierta, sin guardarse ninguna carta. Golpeó primero el Madrid, empató Messi, volvió a marcar Rakitic y a última hora, James firmaba el 2-2 que ya parecía definitivo. Pero a última hora (minuto 92), Messi culminó brillantemente un contragolpe para firmar el 2-3. La foto de su celebración (se quitó la camiseta y la mostró al público) queda para la historia. 

Sevilla-Barça: 0-5 (Copa del Rey)

No podía tener Andrés Iniesta una mejor despedida del Barça. El capitán cerró su increíble etapa azulgrana con un partidazo, el mejor de la ‘era Valverde’. Iniesta firmó un partidazo, en su última gran actuación como jugador del Barça. Marcó un gol (el cuarto del equipo) que resume su delicadeza como jugador. Suárez (dos), Messi y Coutinho completaron la goleada ante un Sevilla totalmente desbordado. 

Atlético-Barça: 2-5 (Liga)

Recital de golazos en un partido de Liga: el Barça de Bobby Robson no ganó la Liga (dos inesperadas derrotas ante el Hércules le dejaron a un paso del título), pero a lo largo del campeonato regaló partidos de auténtico lujo. Uno de ellos fue en el Calderón, donde se impuso 2-5 con grandes goles de De la Peña, Ronaldo (hat trick) y Figo. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil