Los goles de Villa y Adriano apuran el trago del Barça frente al Alavés

El Barça se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey en un partido en el que consiguió un marcador muy claro pese a que el Alavés se adelantó en el marcador a los 16 minutos de juego. El conjunto vasco se quejó de un par de acciones en el área blaugrana que pudieron condicionar el partido, que no la eliminatoria.

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

Copa del Rey

Barça

3-1

Alavés

Barça:

Pinto; Montoya, Puyol (Cesc, 79'), Mascherano, Adriano (Planas, 73'); Song, Thiago, Jonathan (Deulofeu, 68'); Sergi Roberto, Villa y Tello.

Alavés:

Herrera; Rubio, Agustín, Luciano, Javi Hernández, Manu García; Jaume, Miki, Jonan (Llamas, 79'); Luismi (Guzmán, 66') y Borja Viguera (Barona, 66').

Goles:

0-1: Min. 16, Borja Viguera. 1-1: Min. 34, Adriano. 2-1: Villa (falta directa). 3-1: Min. 59, Villa.

Árbitro:

Velasco Carballo (Colegio Madrileño). Mostró tarjeta amarilla a Manu García (min. 54') por derribar a Tello.

Incidencias:

Camp Nou, 57.655 espectadores.

Fue un partido un tanto extraño. Con el 0-3 del partido de ida, Tito Vilanova aprovechó para dar descanso a varios titulares (Messi, Xavi, Iniesta, Cesc...) y minutos de juego a jóvenes como Jonathan Dos Santos o Sergi Roberto, que ya habían tenido su momento en Vitoria. Quizás todos esos cambios hicieron que el Barça no rodara redondo en esos minutos.

El Alavés, totalmente desinhibido, sí que salió decidido a complicarle las cosas al Barça, y lo consiguió. A los dos minutos, reclamaban un penalti en el área de Pinto por unas manos de Song al interceptar un disparo de Luismi. Poco después del cuarto de hora, Miki centraba desde la derecha y Borja Viguera llegaba al área sin oposición para cabecear, delante de Montoya, el 0-1.

Los blaugrana despertaron de golpe, pero tardaron en recomponer filas. Una salida de Pinto que no calculó bien con Montoya estuvo a punto de ser aprovechada por el Alavés.

La tranquilidad volvió a las gradas del Camp Nou, medio vacías por la hora, el frío y la poca entidad del rival, cuando Adriano acertó a aprovechar una asistencia de Thiago para superar a Sergio Herrera. el 4-1 en el global de la eliminatoria pesó como una losa a partir de entonces.

No sería hasta el segundo tiempo cuando el Barça podría redondear el marcador, por medio de Villa. Velasco Carballo no castigó con la tarjeta roja un derribo de Manu García sobre Tello, pero la falta, situada en el balcón del átrea, la aprovechó Villa para ejecutar un lanzamiento directo perfecto. Cinco minutos después, era el propio David el que recibía un pase en boca de gol, de nuevo de Tello, para remachar el tercero.

Entre ambas acciones, el Alavés volvió a sufrir la torpeza de Velasco Carballo cuando le anuló un gol por un inexistente fuera de juego de Óscar Rubio. La eliminatoria estaba decidida, pero el colegiado se empeñó de manera absurda en perjudicar a los vitorianos.  

Tito Vilanova se decidió a dar algunos relevos en el último cuarto de hora. Así, la salida de Deulofeu en el minuto 66' fue recibida con expectación y animó un tanto una contienda que ya estaba sentenciada. El joven canterano tuvo tiempo para demostrar su brillantez en un disparo muy ajustado desde fuera del área que salió alto por muy poco.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil