Sport.es Menú

Los fichajes de invierno, congelados

Murillo y Boateng apenas han tenido minutos de juego por ahora, todos en la Copa, y Todibo aún no debutó

Ernesto Valverde puede apostar por ellos en el partido de LaLiga contra el Real Valladolid del próximo domingo

Los fichajes de invierno del Barça, congelados | Marta Fernández

El Barça fue uno de los clubes más activos en el mercado de fichajes de invierno 2018/19, aunque por el momento Ernesto Valverde ha utilizado poco a las recientes incorporaciones; en parte por la necesidad de que se adapten al equipo, y en parte por la exigencia del calendario desde que empezó 2019.

Es posible que Valverde apueste por alguno de ellos en el próximo partido de LaLiga, en el Camp Nou frente al Real Valladolid el sábado (20:45 horas). Muchos de los futbolistas clave de la plantilla han mostrado síntomas de agotamiento en los últimos encuentros y en las próximas dos semanas el Barça afronta cuatro desplazamientos durísimos y decisivos en Champions (Olympique de Lyon), Liga (Sevilla y Real Madrid) y Copa del Rey (Real Madrid).

JEISON MURILLO, RECURSO DE URGENCIA

El primero en llegar fue Jeison Murillo, cedido por el Valencia con una opción de compra. El defensa central colombiano se incorporó antes del parón de invierno pues Valverde se encontró prácticamente sin centrales por las lesiones de Umtiti, Vermaelen, dependiendo exclusivamente de Piqué y Lenglet.

Valverde quería un central de rendimiento inmediato, que ya conociera LaLiga, que por sus características se adaptara al estilo de juego y que no ocasionara un dispendio enorme. Murillo, suplente en el Valencia (3 partidos en la temporada 2018/19 con Marcelino), fue la opción.

El colombiano ha ido convocado en 8 de los 13 partidos que ha jugado el Barça desde su llegada, disputando 2 de ellos, los de la eliminatoria de los octavos de final de la Copa frente al Levante. Fue titular en el naufragio del Ciutat de València (2-1) y una semana después en la remontada del Camp Nou (3-0). Al cumplir el ciclo de tres tarjetas amarilla, el Txingurri ya no pudo contar con él en la ida de los cuartos de final frente al Sevilla, y desde entonces desapareció del equipo

KEVIN-PRINCE BOATENG, PARACAIDISMO

Si el fichaje de Murillo fue sorprendente, el de Kevin-Prince Boateng fue impactante. En el caso del veterano delantero germano-ghanés, enrolado en el Sassuolo italiano (15 partidos, 5 goles y 2 asistencias), la contratación, la presentación y el debut transcurrieron en apenas 48 horasMás que rendimiento inmediato, paracaidismo.

Su contratación se convirtió, de nuevo, en un recurso de urgencia para compensar la salida de Munir El Haddadi, traspasado al Sevilla. Valverde necesitaba un relevo para dar descanso a Luis Suárez en los partidos menos trascendentes. Aunque Boateng no es un 'cazagoles', el club valoró su polivalencia (puede jugar en cualquier posición del ataque y en la mediapunta), su amplia experiencia al máximo nivel y, una vez más, su conocimiento de LaLiga (UD Las Palmas).

Boateng debutó en el partido frente al Sevilla en el Sánchez Pizjuán con un entrenamiento como blaugrana en sus botas y sin duda conoció a alguno de sus compañeros en el viaje hacia la capital andaluza.

Kevin-Prince ha sido convocado en los 6 partidos que el Barça ha disputado desde su llegada al club, pero solo ha participado en uno de ellos por ahora, el ya mencionado frente al Sevilla en la ida de los cuartos de final de la Copa (2-0). Luis Suárez le dio el relevo a los 63 minutos.

SALVAR A JEAN-CLAIR TODIBO

No estaba previsto que Jean-Clair Todibo se incorporara en este mercado de invierno, pero la situación de marginación a la que estaba relegado en el Toulouse llevaron al Barça a negociar un traspaso con el club galo antes de que se cerrara el mercado invernal.

Antes de cumplir los 19 años (30-12-1999) ya había debutado en el primer equipo de Toulouse y se instaló en la titularidad (10 partidos, 1 gol y 1 asistencia). Cuando confirmó que no prorrogaba su contrato y se iba al Barça, Alain Casanova no volvió a contar con él. Su último partido, en campo de Strasbourg (1-1).

Es una apuesta de futuro por su envergadura (1,89 metros), su polivalencia (central, medio centro defensivo, lateral) y sus características de juego (buena salida de balón, dominador del juego por alto). Pero Valverde ya dejó claro que ha llegado al vestuario del Camp Nou para ir adaptándose a la ciudad, al club, a la plantilla, al estilo de juego... Se ha encontrado con el número 6 que Xavi Hernández convirtió en mítico y dejó libre Denis Suárez.   

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil