Sport.es Menú

Los escenarios de Denis Suárez y Rafinha

Ambos tienen como objetivo estar recuperados en verano y disponer de minutos en otro equipo

El Valencia puede ser un destino para el gallego y Rafa está recibiendo propuestas del extranjero

Rafinha marcó uno de sus goles de la presente temporada ante el Inter | Mediapro

Denis Suárez y Rafa Alcántara están viviendo una situación que cuenta con cierto paralelismo. Ambos están recuperándose de sendas lesiones, la del brasileño mucho más grave, y son conscientes de que en verano deberán buscar un nuevo destino para jugar. Se han quedado con poco espacio en la confección de la plantilla del FC Barcelona para la próxima temporada y su prioridad es disfrutar del fútbol.

Denis Suárez

El gallego ha vuelto a Barcelona para recuperarse de la lesión de pubis que le ha impedido jugar con regularidad en el Arsenal. Denis debe seguir un plan específico riguroso para dejar atrás definitivamente unas molestias que le han hecho la vida imposible en las últimas semanas. Ahora está centrado solo en esto, pero mirando de reojo las opciones de mercado. Denis tiene contrato hasta el 2021 al renovar poco antes de irse cedido al Emirates.

En este sentido, el Valencia de Marcelino se perfila como un destino que puede coger cuerpo. Marcelino es un entrenador que cree mucho en Denis, como se demostró en la etapa en que coincidieron en el Villarreal. El centrocampista fue fijo en una de las bandas en el 4-4-2 del técnico asturiano. Denis era feliz en El Madrigal, pero la opción de volver al Barça le sedujo y se marchó con destino al Camp Nou.

Rafinha y Denis Suárez, en un entrenamiento del Barça | JAVI FERRÁNDIZ

El Valencia puede volver a la carga este verano con el futbolista y mucho más si finalmente disputa la Champions League ya que necesitará reforzarse. 

De todos modos, el jugador está abierto también a propuestas del extranjero. Maurizio Sarri pretendió su incorporación cuando dirigía el Nápoles y, de seguir dirigiendo el Chelsea, es otra puerta que se puede abrir.

Rafinha

La situación de Rafinha tiene un matiz distinto al de Denis ya que su recuperación sigue un proceso más lentoUna rotura del ligamento cruzado anterior necesita paciencia y hasta mediados de verano quizá no disponga del alta médica. Por tanto, esto dificulta la búsqueda de un nuevo equipo.

Rafinha termina contrato en 2020, por lo que una cesión significaría que el futbolista ya no jugaría más con el Barça y quedaría libre al término de la campaña. Por tanto, no se descarta ni mucho menos que el club blaugrana plantee una renovación y posteriormente abra la puerta de la cesión, al estilo que hizo con Denis Suárez.

Rafa ahora sobre todo quiere encontrar un equipo donde jugar un año y, por tanto, no es descartable que acepte una propuesta de esta naturaleza. Jugar un año fuera y en junio del 2020 ya meditar si continuar en el Barça o plantear seriamente un traspaso definitivo.

El jugador está recibiendo propuestas de campeonatos extranjeros. En Italia dejó buen sabor de boca en el Inter y el verano pasado, por ejemplo, estuvo en la órbita del West Ham inglés.

En España, la Real Sociedad, Betis y Celta son clubs que siempre han estado atentos a los movimientos del futbolista. Rafinha tiene sobre la mesa la opción de decantarse por un club que no juegue en Europa, pero que le dé la oportunidad de ser titular con un papel protagonista durante toda la Liga. Una vía que también puede tener su viabilidad.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil