Los dos partidos que marcan a Valverde

Las dos derrotas de la Champions tienen un factor en común: el técnico extremeño

No supo leer ni el duelo del Camp Nou ni tampoco el de Anfield

El técnico culé no supo explicar el gol que eliminó al Barça de la Champions | Perform

10 de abril del 2018. Estadio Olímpico de Roma. Roma 3-FC Barcelona 07 de mayo de 2019. Anfield. Liverpool, 4 - FC Barcelona, 0. Dos fechas, dos partidos, una misma conclusión: el Barcelona eliminado de la Liga de Campeones después de un sonoro ridículo.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Es verdad. Ernesto Valverde es la mejor prueba. El técnico del FC Barcelona cometió el mismo error en la capital italiana y en la ciudad de los Beatles. El severo batacazo vivido hace un año en Roma no le sirvió para corregir errores en la ciudad británica.

Es verdad que Valverde no es el único culpable. En la fotografía también aparecen los jugadores. La mayoría de ellos estaban en los dos partidos. De hecho solo Lenglet, Arturo Vidal y Coutinho no estaban aquel día. Pero no es menos cierto que el gran responsable es el entrenador. Valverde es quien elabora las tácticas, escoge a los jugadores, les motiva, rectifica sobre la marcha los posibles errores... Ayer, el técnico extremeño se equivocó en todos estos puntos. Falló en la táctica, escogió mal a los jugadores que saltaron inicialmente en Anfield, no supo ni motivarles ni aleccionarles y, lo que es peor, no supo rectificar en ningún momento lo que estaba sucediendo sobre el terreno de juego.

Tristres coincidencias

En Roma, el Barça acudía al Olímpico con un 4-1 a favor y pie y medio en las semifinales. Aquella noche, el Barcelona encajó el primer a los seis minutos (obra de Dzeko) y el 3-0 que les eliminaba en el 82, obra de Manolas. Anoche en Anfield se repitió incluso los minutos de los goles decisivos, El 1-0 lo marcó Origi a los seis minutos y el 4-0 que les dejaba KO a los 79 obra asimismo por Origi. Conclusión el Barcelona no salió enchufado ni en Roma ni tampoco en Anfield.

Y ahí vuelva a aparecer el nombre de Valverde, el responsable de motivar a sus jugadores. Pero difícilmente puede ser el quien motive a sus jugadores si fue el primero en no saber leer lo que pasó en el partido de ida. En el Camp Nou, el conjunto inglés ya pasó por encima del Barcelona pero todo quedó maquillado por el marcador (3-0) y salvado por dos jugadores: Ter Stegen que evitó los goles del Liverpool y Messi que anotó dos, el último antológico.

Pero lejos de entender lo que pasó y rectificar, Valverde alineó a los mismos once jugadores, Coutinho incluído y el Barcelona volvió a ser atropellado por el Liverpool con la única diferencia que ni Ter Stegen pudo evitar los goles ni Leo marcarlos.

Conclusión: el Barcelona volvió a ser eliminado. El drama volvió a repetirse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil