Sport.es Menú

Los 10 alicientes para 'reengancharnos' a la final de Copa

El partido ante el Valencia llega en un ambiente enrarecido y aún sin recuperarnos de la depresión de Anfield

La posibilidad de lograr el noveno doblete de la historia o de ampliar la diferencia con el Madrid son motivos de peso

Así será el trofeo de la Copa del Rey que dispuatarán Barça y Valencia | RFEF

Aunque no lo parezca, este próximo sábado hay un título en juego. El último de la temporada, la posibilidad de conseguir un nuevo doblete. Tal y como dijo el presidente Josep Maria Bartomeu el otro día, “nos estamos recuperando del mazazo de Anfield”. No es tarea fácil superar anímicamente un tropiezo de esta magnitud. De hecho, quizás nunca lleguemos a hacerlo 100%. Pero el vestuario, a estos niveles de profesionalidad, sí debe ser capaz de aislarse de todo el ruido que se ha generado desde fuera y focalizar todas las energías que quedan en una final de Copa que no será nada fácil a tenor del ‘rush’ final de temporada que ha hecho el Valencia.

La experiencia de Valverde y los pesos pesados de la plantilla deberían bastar para salir a morder al Benito Villamarín en busca de un título que daría lustre a lo que sería un curso notable del cuadro azulgrana. Y en caso de perder…bueno, parece que todo está encaminado a no sufrir grandes cambios este verano, pero quién sabe.

En este ‘post’ vamos a intentar poner nuestro granito de arena para ‘reenganchar’, para ‘reconectar’ de nuevo al aficionado culé con una final que, más allá de ese hecho significativo que es el no haber siquiera llenado el cupo de entradas disponible para la masa social azulgrana, da la sensación que hasta molesta un poco. Pero no debería ser así, evidentemente.

1. UN PARTIDO DE DESPEDIDAS

Quizás la más sonada sea la de Cillessen. El guardameta holandés, que jugó en Ipurúa en visos a esa final del Villamarín, disputará su último encuentro oficial con el Barça tras anunciar hace unas semanas que había decidido buscar nuevos horizontes donde tener más protagonismo. Manchester United, Benfica o Valencia son las opciones que más suenan. Hay que agradecerle al neerlandés estas tres temporadas, en las que siempre ha rendido a nivel altísimo a pesar de las oportunidades a cuentagotas que ha tenido. Vermaelen, que previsiblemente no jugará, también se marcha seguro. Luego hay otros casos más dudosos, como Malcom, Coutinho o Umtiti, más delicados.

2. UN BARÇA INAUDITO EN ATAQUE

Una de las cosas que más apetece de este partido en Sevilla es ver cómo recompone Valverde un ataque muy tocado y repleto de bajas. La de Luis Suárez es segura y parece que la de Dembélé, también. Luego está el caso de Coutinho, que llega muy justo. De esta forma, el ‘Txingurri’ podría verse abocado a utilizar a Malcom y Messi arriba y poblar el centro del campo o, bastante más descabellado, apostar por dar entrada a algún futbolista del filial.

3. EL NOVENO DOBLETE DE SU HISTORIA

Aunque hoy en día ya parezca moco de pavo, lo cierto es que lograr un doblete tiene un mérito tremendo y el FC Barcelona está a las puertas de sumar el noveno de su historia, el segundo de la era Valverde. Desde que se consiguiera el primero en la temporada 1951/52 han ido cayendo poco a poco. Sería, ojo al dato, la quinta Copa seguida del Barça.

4. UN RIVAL CRECIDO Y QUE ACABA COMO UN TIRO

Menudo final de temporada, el del Valencia. Si hace unos meses parecía que Marcelino estaba más fuera que dentro, no solo remontó la situación el asturiano, sino que ha terminado el curso de manera espectacular. Semifinales de Europa League, clasificación para Champions y el regalo de una final de Copa en la que tienen mucho por decir y no renuncian absolutamente a nada. Equipo con mucho talento, compensado y muy bien trabajado desde la defensa. Ojo.

5. OTRA OPORTUNIDAD PARA EL ‘REY DE COPAS’ DE SEGUIR SUMANDO

Sin ninguna duda, el Barça es el rey absoluto de esta competición. Tiene 30 Copas del Rey en su palmarés y supera en siete al segundo clasificado, el Athletic Club. Es la edición número 115 del trofeo más antiguo de España. Por cierto, el Real Madrid, con 19, está a 11 del Barça.

6. EL VALENCIA, A IGUALAR EL PALMARÉS DE FINALES DE COPA

A pesar de que hace 48 años que no se miden en una final de Copa, lo cierto es que Valencia y FC Barcelona se han visto las caras en tres ocasiones en el partido por el título del torneo del KO. La primera fue en 1952 con triunfo barcelonista (4-2), la segunda en 1954 con victoria ‘che’ (3-0) y la más reciente, del 1971 (Barça 4-3 Valencia). El equipo del Turia es el quinto con más trofeos de campeón en sus vitrinas con siete. El último, de 2008 frente al Getafe.

7. MEDIR LA REACCIÓN DEL EQUIPO

Como comentábamos en la introducción del artículo, hay aún un sentimiento de tristeza y de rabia tras lo que aconteció en Liverpool. No se ha superado del todo a pesar de que han transcurrido dos semanas, pero toca tirar de profesionalidad para afrontar con las máximas garantías posibles el último partido oficial del curso. Hay un título en juego y la posibilidad de hacer un doblete y no hay discusión al respecto. El equipo debe dar un paso al frente, recuperar la alegría en su juego y transmitir a la gente, al entorno, que va a por el partido desde el silbido inicial.

8. SEGUIR ABRIENDO BRECHA CON EL MADRID

El reinado del Barça en la Copa del Rey, como comentábamos, es indiscutible. 30 títulos, 11 más que el Real Madrid, que es tercero y que ha levantado tan solo dos Copas en los últimos 25 años. Entre Copas y Ligas, el Madrid está en 52 títulos. El Barça, en 55. En caso de ganar al Valencia, el club barcelonés ampliaría a cuatro la diferencia en ese cómputo global.

9. LA FINAL DE COPA COMO PUNTO DE PARTIDA

A pesar de que Bartomeu aseguró el otro día que la continuidad de Valverde se da por hecha, aún hay varios asuntos sobre la mesa por solucionarse y que deberían comenzar a anunciarse a partir de la disputa de la final de la Copa del Rey. Los fichajes de Griezmann o de De Ligt, sin ir más lejos, están en fase muy avanzada y a partir del sábado deberían ir cayendo novedades. Además, a nivel de mercado también se tendrían que desenquistar varias situaciones a nivel de salidas.

10. LEO MESSI

Suena a puro ‘relleno’, pero es que el aliciente de ver a Leo Messi en una final ya funciona por sí solo. El argentino siempre aparece en estos encuentros decisivos, nunca se arruga. En esta ocasión, además, sin Luis Suárez ni Dembélé y posiblemente sin Coutinho, su responsabilidad será aún mayor. Todo el peso ofensivo estará en sus botas. Es el último partido oficial de la temporada que podremos disfrutar de él con la camiseta del Barça. Luego se marcha a la Copa América.  

Hay alicientes de sobra para conectarse con la final del Villamarín | sport.es

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil