El Liverpool aún no abre las puertas a Wijnaldum

El Liverpool aún no abre las puertas a Wijnaldum

Georginio Wijnaldum metió el miedo al Atlético de Madrid | MEDIAPRO

El fichaje de Thiago Alcántara está congelado y hasta que no salga no abrirán negociaciones

El Barça tiene como máxima prioridad fichar a un delantero centro y espera con el OK del holandés

El fichaje de Wijnaldum está bien encarado, pero el Barça aún no ha querido entablar negociaciones formales con el Liverpool para abordar su fichaje. El futbolista ha dado el OK para venir al Camp Nou, aunque el club blaugrana no precipitará las conversaciones con un Liverpool que solo le dará salida si consiguen el fichaje de Thiago Alcántara. La carpeta de Wijnaldum, además, solo será posible si el club aligera aún más  la plantilla porque hay muchos centrocampistas con contrato en vigor.

Durante el día de ayer el rotativo holandés ‘Telegraaf confirmó que el fichaje estaba muy cercano tras los contactos entre el Barça y el jugador. El club blaugrana se apresuró a desmentir la inminencia del fichaje, entre otras cosas, porque no ha entablado negociaciones aún con el Liverpool. A Wijnaldum le queda solo un año de contrato y el club inglés está abierto a venderle, pero primero deben cerrar el fichaje de Thiago Alcántara. Y todo está muy estancado porque no se ha llegado a un acuerdo económico entre Liverpool y Bayern por el fichaje. El Barça no entrará en liza hasta que vea la oportunidad de mercado porque no está dispuesto a pagar más de 15 millones de euros por este fichaje.

Wijnaldum quiere venir | AFP

El área deportiva del club blaugrana es consciente que va a ser un mercado muy largo y habrá que tener nervios de hielo para conseguir los mejores precios. Hoy por hoy, Wijnaldum es objetivo claro pero solo firmará si las condiciones económicas son muy favorables. Koeman ya tiene la información y está de acuerdo en esperar.

Además, el Barça tiene muchos centrocampistas en nómina y no se descarta que haya más salidas además de las de Arturo Vidal y Rakitic. El club debe colocar a Monchu y a Rafinha en el mercado y habrá que ver qué decisión final toma Koeman sobre Aleñá. Setién lo quería sí o sí en su plantilla, pero el canterano puede tener ofertas y solo seguirá si va a tener un papel fundamental en el proyecto. El Barça busca a un centrocampista de músculo, pero está tranquilo porque Pjanic es un jugador con mucho recorrido en la zona ancha. Wijnaldum sigue ahí, aunque habrá que esperar.

Temas