Sport.es Menú

El NO de De Ligt activa la apuesta por Todibo

La puerta de Matthijs se ha cerrado definitivamente y la que se abre de par en par es la de Jean-Clair

Fue el primero en iniciar la pretemporada y en el club están muy satisfechos con su progresión

 Dembélé y Todibo han adelantado la vuelta al trabajo y ya entrenan en la Ciutat Esportiva Joan Gamper | FCBarcelona

No hay mal que por bien no venga. O no hay bien que por mal no venga. No sé cuál nos vendría mejor en esta ocasión. El caso es que Matthijs De Ligt, uno de los futbolistas que más ha perseguido la secretaría técnica del Barça desde que servidor tiene uso de razón, un defensa que se antojaba como perfecto para coger el relevo de Gerard Piqué, un líder de apenas 19 años, un jugador con carácter y raza y, sobre todo, con un recorrido tremendo por delante, se ha escapado. Ya es oficial.

Hace un par de semanas que el ‘runrun’ había bajado muchísimos decibelios después de que Mino Raiola, nuestro querido Mino Raiola, anunciara que estaba todo hecho con la Juventus a falta de unos flecos. Pues bien, salvados esos pequeños detalles la entidad bianconera ha anunciado a bombo y platillo que se ha ‘hecho la luz’ en Turín y que el defensor holandés ya es a todos los efectos un soldado más de la causa de Cristiano.

UN REVÉS PARA EL BARÇA, UNA OPORTUNIDAD PARA 'JC'

Eso ha supuesto un revés para el FC Barcelona, que soñaba con juntar a las dos promesas del fútbol tulipán. Pero deberá contentarse con tener en nómina a una de ellas solo (De Jong). Y como en la vida, y más en el fútbol, los reveses están a la orden del día, ahora es momento ya de construir, de ser positivos y de idear un horizonte con otras alternativas.

Y en ese horizonte emerge una figura, la de un jugador que apenas hemos podido ver en acción, pero que tiene unas cualidades (por lo que nos llega dentro del club y hemos podido comprobar a cuentagotas) tremendas. Un portento físico, un futbolista intuitivo, con don para la anticipación, potente y, lo mejor, con mucho por pulir aún y margen de mejora. Sí, hablamos de Jean-Clair Todibo.

Su llegada estuvo envuelta de un aura de desconocimiento general. Pocos tenían una mínima idea de a qué jugador estaba fichando el Barça. Lo mejor de todo, su edad (19 años), su envergadura (1,89m y un físico portentoso) y su coste (gratis en un principio, luego un millón de euros para adelantar su aterrizaje).

Como comentábamos anteriormente, apenas hemos podido disfrutar de Jean-Clair en dos partidos oficiales. Una carta de presentación muy buena en El Alcoraz frente al Huesca (90’) y otra menos afortunada en Balaídos ante el Celta. Sin rodaje, fue convocado para el Mundial sub’20 con Francia (es nacido en la Guayana Francesa), pero apenas tuvo incidencia.

EL PRIMERO EN ARRANCAR LA PRETEMPORADA

Consciente del ritmo perdido esta temporada y con unas ganas locas de llegar a tope a la pretemporada, pudimos ver al ex del Toulouse empezando a ejercitarse dos semanas antes que sus compañeros en El Pinatar de Murcia. Luego pasó a entrenarse junto a Ousmane Dembélé (con quien, por cierto, ha hecho muy buenas migas), machacándose en la Ciutat Esportiva.

A pesar de que desde su entorno se prima por encima de todo que tenga asegurados un mínimo de 20 partidos esta temporada para que pueda seguir creciendo (algo que le ofrecería un club de perfil más bajo), lo cierto es que el Barça confía plenamente en él y ya no es para nada impensable que Valverde lo quiera como cuarto central. La idea sería que poco a poco fuera entrando y teniendo protagonismo y pueda empaparse de la experiencia de uno de los mejores centrales del mundo como Gerard Piqué.

Si en un principio todo hacía indicar que Jean-Clair saldría cedido para crecer, parece que la situación ha cambiado notablemente y esa evolución podría empezar desde ya dentro del Barça. ‘Todibo is in da haus’.

Las 'luces' de Todibo se encienden en el Barça| SPORT
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil