La Liga española solo se paró durante la Guerra Civil

El conflicto bélico paralizó el fútbol nacional, pero el Barça no cesó sus actividades hasta el invierno de 1938

Disputó dos Campeonatos de Catalunya y la llamada Liga del Mediterráneo, que ganó en 1937

Imagen del último partido jugado por el Barça antes del paréntesis de la guerra
Imagen del último partido jugado por el Barça antes del paréntesis de la guerra. Fue la final de Copa contra el Madrid, en Mestalla (1936). Los capitanes Zamora y Ventolrà se saludan antes del pitido inicial | ANTONI CAMPAÑÁ

La Liga alzó el telón la temporada 1928-29 y, desde entonces, todos los campeonatos se habían desarrollado con mayor o menor regularidad salvo los tres que quedaron afectados por el conflicto bélico (1936-1939) y no se disputaron.

El torneo 2019-20, con la crisis sanitaria del coronavirus, pasará a la historia por haber aplazado las jornadas 28 y 29, aunque esta decisión será evaluada tras la finalización de las cuarentenas decretadas y podrían ser más las fechas pospuestas.

La finalización del mismo a día de hoy  es una incógnita y, caso de no poder reanudarse por falta de fechas, ya se debaten fórmulas que reúnan el mayor de los consensos.

Costoso arranque

La primera Liga empezó en febrero de 1929 y, al ser una competición nueva, su puesta en marcha no fue fácil. En el caso del Barça, por ejemplo, el debut se aplazó dos días (del 10 al 12 de febrero) por dilucidar Racing Sevilla una plaza en la élite.

Solo el equipo azulgrana, por otra parte, aplazó otros tres partidos por distintos motivos, uno de ellos el de la jornada 13, contra el Arenas de Getxo, previsto para el 19 de mayo de 1929 y celebrado el 30 de junio. La victoria en Ibaiondo (0-2), con el campeonato ya finalizado, daría la primera Liga de la historia al equipo azulgrana.

El estallido de la guerra civil, el 18 de julio de 1936, no detuvo la práctica del fútbol en un principio. Así, en Catalunya, los equipos siguieron preparándose para el inicio de la temporada, jugando partidos a beneficio de las milicias antifascistas y con la vista puesta en el Campionat de Catalunya, que se celebró entre octubre y diciembre (10 jornadas), saliendo campeón el Espanyol, que aventajó al Barça en dos puntos (14-12).

Nuevos torneos

Como no era posible disputar la Liga 1936-37 al estar dividido el Estado Español en zonas leales a la República y otras a los golpistas, se reformuló la competición. Así, Catalunya propuso la llamada Liga del Mediterráneo, en la que tomaron parte cuatro equipos de la FCF y otros cuatro de la Valenciana. El torneo se disputó entre enero y mayo de 1937, proclamándose campeón el Barça por tres puntos de diferencia sobre el Valencia, Espanyol y Girona (20-17).

Poco después, en junio, dio inicio la Copa de España Libre, con la disputa de un trofeo donado por el Presidente de la República. El Barça no pudo hacer frente a este torneo por encontrarse de gira por México y Estados Unidos. El Levante, con 8  puntos, se proclamó campeón. Un título, por cierto, que a día de hoy no ha sido reconocido por la RFEF.

En la temporada 1937-38 también se jugó el Campionat de Catalunya (ganado por el Barça) y, entre marzo y septiembre de 1938 se jugó la Lliga Catalana (ganada también por el Barça). A finales de enero de 1939 el ejército franquista entraba en Barcelona por la Diagonal.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil