La Liga del tridente: Messi, Neymar y Suárez

La Liga del tridente: Messi, Neymar y Suárez

Suárez, Neymar y Messi han firmado una temporada de ensueño
Suárez, Neymar y Messi han firmado una temporada de ensueño | I.PAREDES

El Barça ya es campeón de la Liga 2014-2015 y buena parte de culpa reside en las botas de tres futbolistas que han marcado el devenir del campeonato con su puntería de cara a gol. Leo MessiNeymar Jr. y Luis Suárez han causado estragos en las defensas rivales en la primera temporada en que han compartido el ataque del FC Barcelona.

Los números del tridente azulgrana en todas las competiciones son espectaculares y en el campeonato de Liga no podía ser menos. Con Leo Messi alcanzando nuevamente la estratosférica cuarentena de goles, la aportación goleadora de Neymar y Luis Suárez ha resultado decisiva para marcar diferencias respecto al tridente del Real Madrid, principal rival en la lucha por el campeonato.

Las cifras de Messi (41 goles) han estado a la par de las de Cristiano Ronaldo (44), una igualdad que también han compartido los ‘9’ de FC Barcelona y Real Madrid: Luis Suárez (16 goles) y Karim Benzema (15). La igualdad la rompe con mucha claridad Neymar Jr. respecto a Gareth Bale. Los teóricos primeros escoltas de Messi y Ronaldo, respectivamente, han rendido a un nivel muy dispar. Neymar se ha consagrado al firmar 22 tantos, unos números que años atrás podían haberle garantizado el 'Pichichi', mientras que Bale ha quedado anclado en unos discretos 13 goles, teniendo en cuenta que en Madrid esperaban que explotase definitivamente este curso.

DE LA ADAPTACIÓN DE SUÁREZ A LA EXPLOSIÓN DE LA 'MSN'

Las estadísticas del tridente del Barcelona rozan la excelencia a pesar del severo contratiempo que afrontó durante los primeros meses de competición. Luis Suárez no pudo ser alineado hasta finales de octubre, concretamente en la jornada 9 ante el Real Madrid en el Bernabéu, al cumplir la sanción por su mordisco a Chiellini en el pasado Mundial de Brasil. Dicha circunstancia provocó que el tridente tardase diversas jornadas en cuajar, mientras Suárez intentaba asimilar a contracorriente los automatismos del juego azulgrana.

La sanción de Suárez había provocado que los canteranos Munir y Sandro entrasen en escena en el arranque del campeonato y que Pedro tuviese más minutos. Con el paso de las jornadas y tras la debacle de Anoeta, Luis Enrique cambió la hoja de ruta y lo apostó todo al tridente titular. Una receta infalible. Atrás quedaban los intentos por adaptar a Suárez a la banda. El propio Messi 'reubicó' al uruguayo como ariete, Leo y 'Ney' jugaban cada vez más abiertos y el ataque empezó a funcionar como una apisonadora. Suárez se convirtió en el complemento ideal para un Messi y un Neymar que ya se entendían a las mil maravillas.

La 'MSNfue a más a medida que pasaban las semanas y se iban superando rondas en todas las competiciones, mientras la 'BBC' blanca empezaba a dar síntomas de colapso. Messi empezaba a rendir a un nivel de otra dimensión, Neymar vivía sus mejores meses en el Barça y el equipo ya era imparable. Messi, Neymar y Suárez se habían convertido en el mejor tridente de Europa y, tras derrotar al Real Madrid en el Camp Nou con una destacada actuación del uruguayo, la consecución del título de Liga era solo cuestión de tiempo.