Sport.es Menú

Lewandowski emuló al azulgrana Eulogio Martínez 56 años después

Tres goles en 16 minutos de juego en una segunda parte para enmarcar. Su cuarto de hora de 'locura' encumbró, por fin, a Robert Lewandowski como uno de los mejores delanteros del planeta y puso al Real Madrid al borde del abismo tras el 4-1 final. 

Alfonso Callejas

El póker de goles del delantero polaco ante el conjunto blanco también obligó a tirar de archivo y hemeroteca para recordar precedentes similares ante un clásico de la máxima competición continental como el Real Madrid. Y los datos no hicieron más que ensalzar, aún más, la hazaña del ariete del Dortmund.

Según datos facilitados por @2010MisterChip, Lewandowski, que firmó el primer póker en 'semis' en la historia de la Champions, se convirtió en el cuarto futbolista en marcarle al conjunto blanco cuatro goles en un mismo encuentro en toda su historia, siguiendo los pasos de Samitier (1926), Eulogio Martínez (1957) y Diego Milito (2006).

Más récords por su póker al Madrid

Más allá de su coincidencia con los registros de los azulgranas Samitier y Eulogio Martínez y con el por entonces zaragocista Diego Milito, Lewandowski también igualó otra serie de registros que le permiten quedar emparejado en la historia con el recordado goleador paraguayo.

El ariete polaco se convirtió en el primer futbolista en 56 años en marcarle tres goles al Madrid en 16 minutos -por sus tantos en la segunda mitad-. Un registro que se queda a las puertas de igualar el del propio Martínez, que en 1957 endosó tres tantos al eterno rival en 15 minutos para completar un espectacular póker. Ambos registros quedan por detrás, eso sí, de los cosechados por Bestit (7 minutos, 1929) y Emilín (10 minutos, 1944); según datos facilitados por @2010MisterChip.

El póker de Eulogio Martínez desembocó en la conquista del título

El paso de los días determinará si el póker anotado por Lewandowski desemboca en una recompensa para el Dortmund en forma de título. El precedente de Eulogio Martínez sí tuvo recompensa más de medio siglo atrás. Eran los cuartos de final de la Copa del Generalísimo de 1957 y el Barça había empatado a dos en el partido de ida disputado en Madrid con goles de Kubala y Basora.

Una semana más tarde el Barça empezó a despedir el viejo estadio de Les Corts dando un auténtico repaso al eterno rival al endosarle un doloroso 6 a 1. Kubala y Villaverde vieron puerta pero fueron eclipsados por el memorable póker de Eulogio Martínez, que permitió a los 'culés' alcanzar la siguiente ronda. Tras eliminar con claridad a la Real Sociedad en 'semis', el Barça se proclamó campeón tras superar por la mínima (1-0) al Espanyol en la final disputada en el Estadi Olímpic de Montjuich.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil