Lewandowski desvela el 'método Xavi' para tratar con los futbolistas

Lewandowski desvela el 'método Xavi' para tratar con los futbolistas

Xavi Hernández habló en rueda de prensa tras el partido ante el Mallorca | EFE

En una entrevista en Polonia, Lewandowski se mostró encantado con los métodos de entrenamiento

También explicó que Xavi "sabe cuándo gritar o aconsejar a un futbolista"

Robert Lewandowski ha hecho balance del tiempo que lleva como azulgrana y, en una extensa entrevista concedida en Polonia, ha hablado de Xavi, de los jóvenes valores del equipo, de cómo se consumó su fichaje y del momento del equipo.

En declaraciones a Kanal Sportowy, en el programa "Kazdy z kazdym' (todos con todos), Lewandowski ha asegurado que Xavi parece una persona "calmada" pero en realidad "es impulsivo". Ha agregado que "creo que sabe cuándo gritar o aconsejar al futbolista. Hasta ahora no he notado que cuando algo no va bien vaya a gritar o a tirar los zapatos en el vestuario. Siempre lo explica todo con claridad".

El delantero polaco ha agregado que "siempre lo explica todo con claridad. Nos dice qué hacemos mal y cómo lo podemos mejorar. Es consciente de lo que no funcionó la pasada temporada y de lo que quiere mejorar".

Lewandowski agregó que "está satisfecho con la calidad de los entrenamientos y con lo que hacemos después. Algunos jugadores no lo notan, pero con mi conocimiento y experiencia, veo la importancia de estas preparaciones".

En cuanto a sus primeros días en el Barça, y si Lewandowski notó que ingresaba en un equipo herido, el polaco dijo: "La última temporada fue dura para el Barcelona. Todos lo podían ver. Recuerdo que cuando jugamos contra ellos pude darme cuenta de que estaban muy enfocados mentalmente, pero sus cuerpos no ayudaban, no podían".

Lewandowski agregó también que "ahora, con cada semana y cada partido, crecemos y estoy convencido que, con tiempo, todo estará bien. Veo la diferencia desde la primera semana hasta ahora. El equipo está evolucionando".

Cuestionado por si vio al equipo deprimido, el ariete comentó que “no tuve esa sensación, pero podía sentir que algo no había funcionado y que no habían jugado como habían querido. Mientras tanto sentía también la esperanza y determinación para mejorar”.