La lesión de Luis Suárez, al detalle

El Doctor Jordi Vega, especialista en patología deportiva de tobillo y pie de iMove-Clínica Mi Tres Torres nos explica las claves sobre la lesión del futbolista

sport.es

Luis Suárez tuvo que ser sustituido durante el partido disputado por el FC Barcelona frente el Levante en el Ciutat de València. La primera impresión a pie de campo se confirmaba posteriormente: Suárez sufría una nueva lesión en el sóleo de la pierna derecha. Es la misma lesión que sufrió en el estreno de La Liga Santander en San Mamés.

El doctor Jordi Vega, traumatólogo especialista en patología deportiva de la Unidad de Pie y Tobillo de iMove Traumatología en Clínica Tres Torres, explica que “el riesgo de que se produzca una recidiva de una lesión muscular, especialmente del sóleo, es elevado en las primeras semanas después de la reincorporación al deporte”.

El sóleo forma parte del tríceps sural, un conjunto muscular formado por la musculatura gemelar y el propio sóleo. La musculatura del tríceps sural se une para forma un único tendón, el tendón de Aquiles. Según el Dr. Vega, por sus características anatómicas, el tríceps sural, en especial el sóleo, es altamente susceptible a lesionarse en deportes de alta exigencia.

En general, cuando se habla de lesión muscular, se refiere a la ruptura en mayor o menor grado de las fibras que forman el músculo. A pesar de un tratamiento correcto, y de una curación clínica de la lesión muscular, el músculo puede romperse de nuevo. Son muchas las causas que pueden provocar una mayor susceptibilidad a la recidiva en las lesiones musculares. Lógicamente un regreso prematuro a la actividad deportiva, sin una curación completa de la lesión, podrá de nuevo causar una re-ruptura muscular. La fragilidad muscular por causas diversas como una dieta inadecuada, agotamiento muscular por exceso de actividad o falta de recuperación tras la actividad deportiva, pueden ser causas que expliquen el alto número de recidivas en las lesiones musculares en el mundo del deporte. Sin embargo, hay otras muchas causas que pueden causar una recidiva muscular como el tamaño de la ruptura o su localización a nivel muscular.

El tratamiento quirúrgico está indicado únicamente en grandes rupturas que desconectan por completo el músculo. En la inmensa mayoría de ocasiones, el tratamiento es conservador o no quirúrgico. El reposo deportivo es fundamental para la correcta curación de la lesión. En los últimos años se han probado tratamientos biológicos como las infiltraciones ecoguiadas de factores de crecimiento o de células madre. En todos los casos, el control exhaustivo de la evolución de la ruptura mediante la realización de ecografías musculares es importante, y nos indicaran el momento adecuado para la reincorporación al deporte.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil