Sport.es Menú

La lesión de Luis Suárez, al detalle

El traumatólogo experto en tobillo de iMove-Clínica Mi Tres Torres, Dr. Mariano Matas, nos da las claves sobre los esguinces de tobillo

Luis Suárez pisó mal y no pudo terminar el partido | LALIGA

El delantero uruguayo del FC Barcelona, Luis Suárez, sufrió durante el partido de Liga del pasado fin de semana ante el Betis, una caída fortuita que le provocó una lesión en su tobillo derecho.

Dr. Mariano Matas

Según afirma el comunicado emitido por el club, después de realizar las pruebas médicas al jugador, Suárez sufre un esguince de primer grado en su tobillo derecho que le mantendrá de baja entre 10 y 15 días.

Tal y como afirma el traumatólogo experto en tobillo de iMove-Clínica Mi Tres Torres, Dr. Mariano Matas, “el esguince de tobillo es la patología traumática más frecuente dentro de las lesiones deportivas, y supone un alto porcentaje en las visitas de urgencias de cualquier hospital”.

Entendemos como esguince cualquier lesión del ligamento de una articulación, y según su nivel de afectación, distinguimos 3 grados: en grado I, como es el caso de Suárez, hay una distensión-microrotura, en grado II, hay rotura parcial y grado III, hay rotura completa.

En el tobillo, nos explica el Dr. Matas, “distinguimos dos complejos ligamentosos, el interno y el externo. Los dos complejos tiene el mismo objetivo, estabilizar la articulación tibioastragalina en movimientos de supinación (inversión) o pronación (eversión)”.

“El ligamento lateral interno también llamado ligamento deltoideo, es el complejo ligamentoso que impide la eversión del tobillo. Está formado por dos  fascículos, constituyendo un ligamento con gran resistencia,  y por esta razón, es muy raro su lesión o esguince. El ligamento lateral externo, impide la inversión y  está formado por 3 fascículos bien diferenciados”, según el Dr. Matas.

El fascículo que con más frecuencia se lesiona es el ligamento peroneoastragalino anterior. Los deportes que con más frecuencia presentan este tipo de lesiones son el baloncesto, futbol y voleibol, por ser deportes que precisan de saltos y por tanto con alta probabilidad de torceduras, es decir, movimientos en inversión (el más frecuente) o eversión.

Qué sucede cuando se inflama el tobillo

Al sufrir un esguince de ligamento lateral externo, “el tobillo del jugador se inflama, siente dolor, se produce un hematoma y no es capaz de apoyar o mover el tobillo. El tratamiento clásico e inmediato es reposo, hielo local, compresión y elevación. Es, según el grado de afectación, donde reside el tipo de tratamiento a seguir después de esta fase inicial”, asegura el Dr. Matas.

En un esguince grado I como en el caso de Suárez, con poca inflamación local, se recomienda un vendaje semi-compresivo inicial durante 2-3 días, y posteriormente vendaje funcional que permite una movilización precoz, permitiendo caminar des del primer día.

Según el Dr. Matas, “con este tratamiento, se obtiene una recuperación funcional más rápida y el jugador puede lograr una reincorporación a la actividad deportiva en 2 o 3 semanas”. 

En el esguince grado II, donde ya hay lesión parcial y más sintomatología local en forma de inflamación, se recomienda una inmovilización compresiva durante una semana, y posteriormente un vendaje funcional que permita una movilización y rehabilitación precoz. La reincorporación deportiva se demora hasta las 4-6 semanas. 

En el esguince grado III, con rotura completa, se debe realizar un inmovilización permanente durante 2-3 semanas, pero permitiendo caminar desde la primera semana, ya que esto favorece la calidad de la cicatrización.  A las 2-3 semanas se realiza una inmovilización funcional con recuperación de movilidad y rehabilitación precoz. En este caso más grave, la reincorporación deportiva no se logra hasta las 6-8 semanas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil