Leo Messi quiere jugar

El capitán viaja este sábado con todo el equipo y espera llegar a tiempo para disputar la final de la Supercopa

No participó en el último entrenamiento en la Ciutat Esportiva previo al desplazamiento a Sevilla

Leo Messi se vistió de corto en su llegada al campo y dispara las especulaciones sobre su participación en el encuentro | Valentí Enrich

Leo Messi estará en Sevilla. De eso no hay duda alguna porque Ronald Koeman ha convocado a toda la plantilla para viajar a la ciudad hispalense, donde este domingo se disputará la final de la Supercopa de España en el estadio de La Cartuja entre el conjunto blaugrana y el Athletic. La gran incógnita es saber si el '10' del Barça podrá vestirse de corto y ayudar al equipo desde el césped. Ese es su objetivo, pero todo depende de cómo se encuentre de sus molestias en la parte posterior del muslo izquierdo.

El capitán pidió el cambio en el encuentro ante el Granada de LaLiga, aunque todo pareció quedar en un susto y entró en la lista para las semifinales de la competición ante la Real Sociedad. Una vez en Córdoba, sin embargo, las molestias volvieron en el entrenamiento del día anterior y el argentino ya no participó en la sesión de activación matinal antes de enfrentarse a los vascos la noche del miércoles. Desde entonces, Messi ha permanecido entre algodones.

El club no ha emitido ningún comunicado médico explicando el estado físico del jugador, lo que ha dado pie a todo tipo de especulaciones. La razón que dan desde la entidad es que no existe una lesión como tal, sino unas molestias que no le permiten entrenarse con normalidad ni tampoco jugar sin riesgo de lesión. Messi, tras regresar de Córdoba, pasó por la Ciutat Esportiva el jueves para probarse. Las sensaciones fueron mejores que las de días anteriores, aunque la intención es evitar cualquier tipo de riesgo que suponga un contratiempo más grave.

De hecho, el '10' optó este viernes por realizar trabajo específico y no unirse al resto del equipo en la Joan Gamper para preparar la final ante el Athletic. Leo quiere estar a disposición de Ronald Koeman el domingo, pero la decisión no se tomará hasta el último momento. A día de hoy, el optimismo es mucho mayor que el pasado miércoles, cuando desde el Nuevo Arcángel las informaciones alrededor del futbolista parecían incluso descartar su presencia de forma definitiva para el duelo ante los vascos. Las sensaciones han mejorado con el paso de las horas y la participación de Messi en La Cartuja es una posibilidad real.

Leo tiene previsto probarse este sábado en el entrenamiento vespertino que arrancará a las seis de la tarde en Sevilla y tomar una decisión definitiva junto a los médicos la mañana del domingo, cuando el equipo realizará una suave sesión a pocas horas de la final ante el Athletic. Si no ocurre nada antes, será entonces cuando Koeman sepa si puede contar con su mejor futbolista o, como pasó ante la Real Sociedad, prescindir de él. La tercera vía, si no llega al cien por cien, es que esté en el banquillo, listo por si su presencia fuera imprescindible. Eso sí, este plan solo se contempla si no existe ningún tipo de riesgo que pudiera comprometer lo que queda de temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil