Leo Messi encuentra en Coutinho y Ansu Fati nuevos socios

Sin un '9' definido, la movilidad y el talento de los cuatro delanteros del Barça para irrumpir en el área son clave

El equipo vuelve a tener pulmones para dar un paso adelante y jugar más tiempo cerca del área rival

El árbitro le explicó a Messi, Piqué y Koeman por qué había expulsado a Lenglet | @MovistarFutbol

Con el triunfo en Balaídos (0-3), el Barça no solo rompió un mal fario de cinco años en campo del Celta. También corroboró que el trabajo de reconstrucción que está llevando a cabo Koeman va en la buena dirección, y que Ronald dijo la verdad cuando situó como punto básico generar el entorno ideal para aprovechar al máximo el talento de Leo Messi

Messi se aclimata a la ‘era post-Suárez’ y al nuevo hábitat táctico que comparte con futbolistas de perfiles similares, sin la presencia de un ‘9’ nato. El duelo de este domingo contra el Sevilla (Camp Nou, 21.00 horas) será el test de estrés más exigente hasta el momento.

En esta nueva era, sin El Pistolero, su mejor compinche futbolistico, y asimilando un nuevo dibujo táctico, el 4-2-3-1, el argentino está encontrando nuevos socios sobre el terreno de juego con los que repartir la responsabilidad ofensiva sin dejar de ser el líder desequilibrante de los últimos quince años.

Nuevas complicidades

El capitán del Barça no marcó en Vigo -su remate en el 0-2 lo desvió ligeramente Olaza- pero su incidencia en el juego de ataque volvió a ser el de sus mejores noches, especialmente cuando el equipo se quedó en inferioridad numérica y hubo que apretar los dientes.

En este renacimiento de Leo es fundamental el papel de Ansu FatiPhilippe Coutinho y Antoine Griezmann. El Barça está jugando sin un ‘9’ nato -el único de la plantilla, Braithwaite, no ha tenido minutos- y el punto en común de los cuatro atacantes blaugrana es, además de su talento, su movilidad y su polivalencia.

El intercambio de posiciones entre ellos fue continuo frente al Celta, desordenando la zaga y generando espacios, como por el que se coló Ansu para el 0-1.

En la faceta ofensiva, todos ellos han demostrado capacidad para correr el contragolpe, pero también para combinar en los espacios reducidos. Las conexiones Messi-Fati y Coutinho-Messi se sucedieron, así como los intercambios de posición entre Leo Griezmann mientras Antoine estuvo en el campo.

UN PASO ADELANTE

Quizás sea el francés el que está llevando a cabo un papel menos vistoso -pero puesto en valor por Koeman- pero todos ellos tienen calidad tanto para asistir como para disparar.

Ronald fue contundente al asegurar tras el partido que “se juega como se entrena”, y el trabajo físico acumulado está dando sus frutos. El Barça no solo mantiene la posición del balón (55%), sino que vuelve a tener pulmones para tenerlo más tiempo en campo del rival (53%) y con las líneas compactas y muy adelantadas.

Únicamente se jugó un 23% del encuentro en el tercio de campo próximo a la portería de Neto, por un 30% en la parte cercana a la meta de Iván Villar. Este paso adelante, combinado con la recuperada movilidad de los jugadores  está favoreciendo que se forjen estas nuevas complicidades.

CON JORDI ALBA, SOCIEDAD ILIMITADA

La creación de nuevas sociedades no impide a Messi mantener una de sus conexiones futbolísticas más antiguas y rentables. Jordi Alba ha comenzado el curso en un excelente punto de forma y si Leo fue el azulgrana que más participó en el juego en Balaídos (97 intervenciones), Busquets fue el segundo (96) y Jordi, el tercero (93).

El de L’Hospitalet combinó con AnsuCoutinho Leo y no resulta extraño que 21 de los ataques del Barça llegaran por la banda izquierda (45%), mientras que 11 se produjeron por el ala derecha (31%) y 8 por el centro (24%).

No obstante, también se ha de tener en cuenta que el dibujo del equipo se vio alterado con la expulsión de Clément Lenglet, lo que obligó a Koeman a retirar a Griezmann poco antes del descanso para incorporar a Araújo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil