Leo aprieta en su recuperación

El jugador aprovechó su día de fiesta para intensificar su puesta a punto

El objetivo es que pueda reaparecer contra el Huesca

Messi cerró el marcador en Turín desde el punto de penalti | MEDIAPRO

Leo Messi no para. El jugador argentino aprovechó su primera jornada completa en Barcelona para pasar por la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí para someterse a tratamiento médico de los problemas en el tobillo, un cuidado que debe permitirle avanzar en su puesta a punto y reaparecer contra el Huesca, el 3 de enero.

Leo Messi llegó el martes a Barcelona a primera hora de la tarde de Rosario donde pasó las fechas de Navidad. Horas después, estuvo en la grada viendo el horroroso partido de su equipo contra el Eibar. Después de este empate, Ronald Koeman, entrenador del equipo, concedió a sus jugadores dos días de fiesta, a la espera de reencontrarse sobre el césped el 1 de enero, dos días antes de jugar contra el Huesca.

Leo Messi tiene previsto entrenar mañana por la mañana también, acudir a la Ciutat Esportiva para seguir con este tratamiento que le permita entrenar con normalidad el 1 de enero. Leo Messi y su familia celebrarán el fin de año en tierras catalanas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil