Lenglet: "El coronavirus me toca de cerca, mi madre es enfemera"

El defensa explica que juega a fútbol en el garaje de su casa

Y que sigue de forma estricta el plan físico que le envia el Barcelona

En una call con la Federación francesa de fútbol, Clement Lenglet explicó para el público francés cómo vive su confinamiento en Barcelona y las experiencias que está viviendo en esta etapa diferente de su carrera deportiva. "Vivo este confinamiento como todo el mundo. Esperando poder salir. Tengo la suerte de tener una casa con jardín que me permita airear la cabeza de vez en cuando. Es un periodo un poco difícil para todo el mundo, creo".

En comparacióncon Francia, Lenglet vive en España con "las mismas reglas que en Francia, un confinamiento estricto. Ahora los niños pueden salir a pasear por la calle. No hay michas tiendas abiertas. Solo las tiendas necesarias para vivir"

Sobre su día a día, Lenglet indicó que "me levanto a las 10. Empiezo el entrenamiento cotidiano que nos envía el preparador físico del Barcelona, que intento cumplir. Hay cardio, refuerzo muscular…". Sobre el hecho de jugar a fútbol, Lenglet señala que "tengo un gran garaje para jugar allí. Luego está el jardín pero allí es más complicado porque estoy en la montaña. Echo mucho de menos al fútbol".

Indicó durante este confinamiento "aprovecho para llamar a todo el mundo porque cuando etas en plena temporada no tienes tiempo para todo. Llamo a mis abuelos, a mis padres, a mis colegas de infancia. Es un periodo interesante para esto. Me ocupo de mis papeles y de ver series como Vikingo".

Admite que durante este confinamiento, Lenglet hace sus pinitos como cocinero, una manera de aprender durante este confinamiento: "No soy cocinero de base pero he empezado un poco y ayer por la noche hice un pastel de manzana. Quedo bien. Debo reconocer que me ayudó mi compañera. No lo hice solo".

Sobre el el aplazamiento de la Eurocopa, Lenglet aplaude la decisión: "Es la mejor decisión porque en el caso de poder jugarse hubiera sido sin público".

El central defensivo considera que el coronavirus es un problema que conoce bien porque su madre es enfermera. "Hay que aplaudir los que están en el hospital, los que trabajan para traernos la comida, en el transporte para facilitarnos la vida. Hay que quitarse el sombrero en toda esta gente porque toman riesgos por nosotros. Suerte que están allí. A Barcelona la gente también sale a las 8 para agradecer todo este esfuerzo a los sanitarios.

Indica que "me toca bastante entre otras cosas que me madre es enfermera. Vivo esto por dentro. Hablamos y me cuenta que están viviendo un periodo complicado porque no siempre tienen todo el material adecuado y tienen que adaptarse".

Durante este tiempo, Lenglet no se esmera en cómo va vestido. "Voy en casa de cualquier manera, deportivo. Con pantalón corto, una camiseta y unas chanclas. El pelo me lo cortó hace algunas semanas mi compañera", bromeó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil