Sport.es Menú

10 lecciones (para el Barça) que deja el empate ante el Villarreal

La estructura defensiva del equipo se vino abajo con el plan del Villarreal

El partido supone un aviso para el Barça de cara a la fase decisiva del curso

 Luis Suárez anotó una volea en el último suspiro que rescató un milagroso punto del Estadio de La Cerámica | LALIGA

El empate ante el Villarreal dejó, sobre todo, una duda razonable en el barcelonismo: ¿Es el Barça un equipo tan sólido como parecía las últimas semanas? El resultado es tan inusual que parece oportunista sacar conclusiones definitivas ante un partido atípico.

De esos que solo se dan en contadas ocasiones durante una temporada. Pero el encuentro deja algunos síntomas que, de repetirse, pueden comprometer las opciones del Barça, sobre todo, en una competición tan exigente como la Champions, donde los errores penalizan el doble. Estas son algunas de las lecciones que dejó el partido para el conjunto azulgrana.

JUGAR 'A LA CARTA' PENALIZA

Es una sensación recurrente esta temporada en la Liga. Hay partidos que el equipo parece ganar por inercia y que dosifica esfuerzos. En ocasiones la sola presencia de Messi, es suficiente para sacar adelante los partidos. 

Ayer no estuvo el 10 de inicio, pero cuando el equipo se puso 0-2 tuvo un momento de dejarse ir. No remató el encuentro y lo aprovechó el Villarreal para darle la vuelta al marcador.

En ocasiones da la sensación de que el Barça cae en cierta relajación, algo que no ocurre en la Champions, donde  el equipo sube el nivel de concentración.   

Alba, en una acción del partido

EL 3-5-2 INCOMODA AL BARÇA

Se está convirtiendo en una costumbre: los rivales saben que el 3-5-2 incomoda al Barça y lo usan habitualmente. Así fue ante el Espanyol. Y lo repitió el Villarreal. La diferencia fue que el conjunto amarilla se decantó por una presión alta. Y atacó a los centrales del Barça.

Varios aspectos de este sistema penalizan al Barça. El primero, que la posición de los laterales azulgranas (parten de posiciones muy avanzadas) deja a menudo en situaciones de uno contra uno a los dos delanteros con los dos centrales del Barça. Y el segundo, que equipos que optan por este sistema acumulan muchos jugadores en el centro del campo y tapan los pasillos interiores.

En este sentido, el Villarreal estuvo mucho más acertado en el juego ofensivo, acumulando muchos jugadores por delante del balón y haciendo daño al Barça. 

UMTITI, UN CENTRAL ZURDO EN EL PERFIL DERECHO

Samuel Umtiti fue uno de los grandes damnificados del encuentro ante el Villarreal. En defensa del francés habría que destacar dos factores: el primero que formó pareja junto a Lenglet, zurdo como él, y que tuvo que ocupar el perfil derecho. Y el segundo que, tras meses de inactividad, está lejos de su mejor forma. 

El francés fue titular con Francia en el parón de selecciones, pero ante rivales poco exigentes. Nada que ver con un Villarreal, que a partir de Chukwueze y Ekambi le hizo un lío a la defensa del Barça.

EL FACTOR PIQUÉ

Esta vez por ausencia, Piqué fue de los que salió mejor parados del partido en Villarreal. Siendo el único perfil diestro de los centrales habituales de Valverde, cuando no está se nota el doble.

Piqué no solo ha sido la pieza defensiva clave de la defensa del Barça esta temporada, también ha contribuido a dar tranquilidad a sus compañeros en el centro de la defensa. El ejemplo más claro es el de Lenglet, que ayer pareció otro sin la compañía de Gerard.

El francés jugó su peor partido con el Barça y se vio superado constantemente por los delanteros del Villarreal. A Lenglet se le vio más lento que de costumbre y algo desubicado. 

EL BAJÓN DE ARTHUR

Como ya ocurrió ante el Espanyol, Arthur no brilló ante el Villarreal. El brasileño luce en los partidos que el Barça domina la posesión pero sufre mucho en partidos de ida y vuelta. 

Arthur se sigue adaptando al ritmo de juego europeo y Valverde lo sabe: es uno de los cambios habituales a partir del minuto 70. A pesar de que en los últimos partidos no ha estado a su nivel, se espera que siga siendo protagonista en el once del Barça.   

LA DETERMINACIÓN DE MALCOM

El brasileño no se rinde. Quiere ser importante en el Barça y en eso está. Cada vez que tiene una oportunidad deja entrever que puede encontrar su espacio en este equipo. A su favor la profundidad que da al juego y su relación con el gol.

Ante el Villarreal fue el mejor en los primeros 45 minutos donde dio una asistencia y marcó un tanto. También ante el Espanyol dejó muy buenas sensaciones cuando salió en la segunda parte.

Suárez fue clave para lograr el 4-4 con un tanto

UN BARÇA CON CAPACIDAD DE REACCIÓN

Volvió a quedar claro en el campo del Villarreal. El Barça es un equipo con carácter y ambición. Incluso en los peores momentos, tras ver como le remontaban y con 4-2 en el marcador, fue capaz de seguir remando a contracorriente para salvar un punto. 

En el minuto 89 los de Valverde perdían por dos goles pero se marcharon del Estadio de la Cerámica enviando un mensaje a sus rivales: quieren esta Liga.

SIEMPRE MESSI

Al Barça le cuesta gestionar la ausencias de Messi. Esta vez Valverde optó por las rotaciones, dejó al 10 en el banquillo, pero tuvo que recurrir al argentino en la recta final para sacar un punto.

Su suplencia tuvo algo positivo: poder ver a Malcom por la derecha, su posición natural. Como ocurre con Ousmane Dembélé, el brasileño ofrece su mejor nivel cuando juega en su perfil bueno.

EL EQUILIBRIO SE LLAMA RAKITIC

Viendo partidos como el de ayer se entiende que Valverde dé tan pocos descansos a Rakitic. La presencia del croata aporta un equilibrio muy necesario al equipo.

Su juego posicional y su trabajo defensivo son claves para el repliegue. Ante el Villarreal uno de los que más notó su ausencia fue un Busquets irreconocible.

El centrocampista está protagonizando una temporada algo irregular, aunque sigue siendo una pieza básica para el juego de posesión del Barça. 

COUTINHO, BROTES VERDES

Coutinho sigue lejos del nivel que mostró en sus primeros meses en el Barça, o incluso en el arranque de temporada. Pero al menos en los últimos partidos está dejando una sensación de mejora.

Ante el Villarreal marcó un tanto e hizo un palo. Sin Messi en el equipo, dio un paso adelante en los primeros 45 minutos pero se fue apagando hasta ser sustituido en la segunda parte.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil