Sport.es Menú

Las últimas novedades del fichaje de Griezmann

El Barcelona pisa el acelerador para cerrar la incorporación del delantero francés antes del Mundial de Rusia

Ambos clubs se reunirán en breve; la directiva blaugrana ofrecerá pagar algo más de los 100 millones de su cláusula en dos plazos

¿Se quedará en el Atlético de Madrid o fichará por algún otro equipo? | ZML

El Barcelona tiene la intención de pisar el acelerador en las próximas semanas para dejar cerrado lo antes posible el fichaje del delantero francés Antoine Griezmann de cara a la próxima temporada. Consciente de las intentonas del Atlético de Madrid para tratar de retener a su buque insignia y de que el jugador ha dicho públicamente que quiere afrontar el Mundial de Rusia con su futuro resuelto, el club blaugrana se apresta a dejar solucionado el tema lo antes posible. Las negociaciones para concretar la incorporación de Griezmann se desarrollarán en función de tres premisas.

El primer objetivo de la directiva blaugrana es impedir que el aterrizaje del delantero francés rompa el límite salarial. Por ese motivo, en las negociaciones que se han mantenido hasta ahora ha quedado claro que Griezmann está dispuesto a asumir un fijo asumible para el club barcelonista a cambio de incluir en su contrato unos bonus por objetivos importantes. Esta circunstancia facilitará las cosas a los dirigentes blaugrana.

acuerdo

La segunda cuestión a tener en cuenta es que el Barcelona prioriza que Griezmann aterrice en el Camp Nou con el visto bueno del club colchonero. Por ese motivo está previsto que ambos clubs se vean las caras de forma inminente para tratar de acercar posturas. La reunión se celebrará en los próximos días y servirá para que el Barça comunique oficialmente a los dirigentes rojiblancos su disposición a hacer frente a un traspaso en toda regla y evitar la imagen de que unos abogados depositen en la sede de la Liga de Fútbol Profesional los cien millones de euros que figuran en la cláusula de rescisión del delantero francés.

El Barça está dispuesto a abonar una cifra ligeramente superior a esos cien millones que cuesta la carta de libertad de Griezmann y, a cambio, espera que el club colchonero acepte dividir el traspaso en dos plazos.

El último tema son las fechas. El Barcelona tiene claro que no cerrará nada a nivel oficial antes del próximo 1 de julio, porque a nivel contable le interesa incluir el fichaje de Griezmann en el próximo ejercicio y no en el actual. Pese a todo, la voluntad de los dirigentes blaugrana es dejarlo todo atado y bien atado antes de esa fecha, para que el jugador está liberado mentalmente para afrontar el Mundial de Rusia, tal y como desea. El Barça tiene tres meses por delante para tratar de acelerar las negociaciones y dejarlo todo solucionado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil