Las dudas de los jugadores con las cantidades variables

Muchas cláusulas de los futbolistas no se podrían cumplir de no acabar la temporada

Bonos por jugar más del 60 por ciento de los partidos o por asumir objetivos estarían en peligro

Messi no se lo creía. Esta fue la cara de Leo tras el doloroso gol de Williams en el descuento | RFEF

El fútbol profesional vive con gran incertidumbre el parón de la competición obligado por la crisis del coronavirus. Los jugadores siguen con su preparación en casa resignados, pero al mismo tiempo sin perder de perspectiva los escenarios que se abren. La salud es lo primero y todos tienen claro que el fútbol debe pasar a un segundo plano, aunque al mismo tiempo se abren incógnitas, sobre todo si se llegará al extremo de que la temporada no puede reanudarse.

Coronavirus

A nivel económico, el escollo principia llegaría por la naturaleza de los contratos. La mayoría de los futbolistas tienen cláusulas con cantidades a percibir a final de temporada en función de diversos objetivos. De no acabar la campaña, estas metas no se alcanzarían de forma mayoritaria y no tendrían derecho a percibir estas cantidades o condiciones, puede ser incluso una renovación, de no ser que se negociara un acuerdo con el club.

Objetivos asequibles

Por ejemplo, muchos jugadores tienen un bono pactado si disputan el 60 por ciento de los partidos jugados (se computan según los casos, desde 45 minutos o 30 minutos). También los años opcionales del contrato se contabilizan en función del número de partidos y el club podría alegar que la campaña ha finalizado para no activar esta condición contractual.

Asimismo, algunos jugadores perciben la mayor parte de sus ingresos en variables y de esta manera el club no tiene que pagar una ficha muy alta. De cancelarse la competición, los jugadores ya no tendrían asegurado este complemento que, por ejemplo, puede ser la clasificación para la siguiente edición de la Champions League. Un objetivo que se da por seguro en clubs como el FC Barcelona.

Los títulos

Otro aspecto relacionado con el final de temporada llega con los premios por títulos.  Los grandes bonos de los jugadores están relacionados con la conquista de los trofeos, en especial de la Champions League y la Liga. De cancelarse la competición y no existir un campeón, los jugadores perderían una gran cantidad que, en el caso del campeonato doméstico, la plantilla del Barça encara con muchas opciones de ganarla.

En este sentido, el club blaugrana, según avanzó SPORT, tiene decidido reclamar el título si la temporada acaba de forma abrupta. Sin embargo, la Federación Española opta por alargar la competición pasado el 30 de junio para terminar y LaLiga quiere apurar las opciones para que puedan disputarse las jornadas antes de verano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil