Sport.es Menú

Las dos primeras (y grandes) decisiones de Bartomeu

El presidente azulgrana afronta una semana tensa marcada por dos prioridades

El futuro del entrenador y la secretaría técnica no pueden esperar

 El presidente azulgrana hizo autocrítica tras la derrota ante el Valencia | sport

Días importantes en Can Barça. Día de reflexión, reuniones, análisis... y decisiones importantes. Las dos primeras se tomarán a lo largo de esta semana, pues son la prioridad en la directiva que lidera Josep Maria Bartomeu. Éstas hacen referencia a la continuidad o no de Ernesto Valverde y Pep Segura. El club entiende que no puede mover ni una sola ficha sin tener aún claro quien dirigirá el equipo la próxima temporada y quien gestionará las altas y las bajas de una plantilla que necesita renovarse sí o sí.

SPORT.es

'Donde dije Digo, digo Diego'. Este popular dicho sirve para ilustrar a la perfección el caso de Ernesto Valverde. Josep Maria Bartomeu ratificó al 'Txingurri' en dos ocasiones antes de la final de la Copa del Rey. Lo sucedido en Anfield no parecía dinamitar la confianza del presidente en el de Viandar de la Vera, pero el KO copero ha cambiado la situación. No tanto por el resultado, sino por sensaciones. Bartomeu duda ahora de que Valverde tenga el ánimo y la fuerza suficiente -que no la capacidad- para levantar un vestuario ahora mismo muy tocado.

Parte de la directiva es más contundente y quiere transmitirle a Bartomeu que no es solo una cuestión de ánimo, sino que Valverde no tiene la capacidad para levantar esto. Creen que el 'Txingurri' ha alcanzado su techo logrando un doblete en su primer año y una Liga en su segundo, por lo que consideran acabado el proyecto actual.

El vestuario sí apuesta por la continuidad de Valverde. Creen que su gestión de grupo es excelente y se responsabilizan de lo sucedido en Anfield y en Mestalla. Donde opina diferente la plantilla es en la parcela de la secretaría técnica, la otra gran decsión de esta semana. El vestuario cuestiona y mucho la labor de un Pep Segura cada vez más señalado y al que se le terminan los apoyos. De hecho, el propio presidente es de los pocos que defiende aún la labor de Segura.

A Bartomeu no le preocupan los fichajes. Entiende que el orden idóneo es decidir primero estas dos cuestiones. Lo demás, piensa, puede esperar. Así, todas las reuniones mantenidas a lo largo de la semana tendrán como único objetivo dirimir si Valverde y Pep Segura deben seguir o no al frente del equipo. Y cuando esto esté decidido, será el turno de hablar de De Ligt, Griezmann y de quien haga falta. Pero no ahora.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil