Sport.es Menú

Las 5 claves de la 'Operación Neymar' en 2020

El Barcelona y el crack brasileño han recuperado este verano la sintonía y la complicidad perdida

El precio de salida lo fijaría la FIFA y sería de unos 170 millones de euros

El principal motivo por el que Neymar es el anhelo del Barça | Perform

Ya nadie duda de Neymar Jr. en el seno del FC Barcelona. En las altas esferas del club, había quien desconfiaba sobre el verdadero grado de implicación de un futbolista que decía que quería volver sí o sí después de haber dejado el Camp Nou de malas maneras dos años atrás. 

Caso Neymar

Y aquellos que legítimamente defendían que el brasileño iba de farol y que su verdadero objetivo, por encima de todo, era dejar París, independientemente de fichar o no por el Barcelona, han acabado rindiéndose a la evidencia. Esta vez, Ney lo ha puesto todo de su parte para regresar por la puerta grande. 

En el último trimestre, se ha reconstruido la confianza mutua entre la dirección blaugrana, con Josep Maria Bartomeu a la cabeza, y Neymar padre e hijo. La sintonía y la complicidad, ahora existente, allanan el camino de la vuelta del astro brasileño, que el Barcelona proyecta para 2020, ya sea en el mercado invernal, cuando será necesario pactar con el PSG, o al término de la presente temporada, donde hay la vía de una compensación impuesta por la FIFA que rondará los 170 millones de euros.

Es importante remarcar que los principales movimientos realizados por Neymar estos últimos meses no han expirado cuando el PSG se ha negado a venderlo. Todos ellos tienen una vigencia que perdurará los próximos meses, por lo que el Barça se postula como el candidato único para poder fichar al crack paulista en las dos próximas ventanas de contratación. 

Estos son los puntos claves que certifican la voluntad nítida del brasileño de volver a vestir la camiseta 11 de blaugrana.

1.- Barça y solo Barça

Neymar Jr. se dirige al Barcelona en mayo para comunicar que pretende salir de París este verano. Es el único club con el que entra en contacto. Quiere saber, de primera mano, si hay la posibilidad de volver. 

Desde entonces, durante toda la montaña rusa que ha sido la venta de transferencias, los Neymar, padre e hijo, se han mantenido firmes en su idea de regresar al Barça, incluso cuando el club estuvo días sin entrar en contacto con ellos.  De hecho, ha sido su postura inamovible quien ha permitido alargar el ‘caso’ hasta el final de la venta de contrataciones, con el Barça formuló una oferta que se adecuaba a las pretensiones del PSG. 

2.- Reducción del salario

Neymar Jr. llegó a un rápido acuerdo salarial con el Barcelona, consciente que era inviable mantener los 38 millones netos que percibe del PSG, un club regado de petrodólares públicos de Qatar. El crack aceptó el mismo salario que tenía en 2017, cuando decidió irse a la aventura parisina. 

Dispuesto a cerrar las heridas provocadas por la impetuosa marcha de dos años atrás, el futbolista pactó con la dirección blaugrana congelar la demanda que presentó en su día para poder cobrar la segunda parte de la prima de renovación. Son 26 millones de euros que el club tiene depositados en una notaria de la Ciudad Condal. 

3.- No al Real Madrid

Desde el mes el mes de marzo, cuando el Madrid se quedó sin opciones de disputar ningún título, Florentino Pérez se lanzó a por el fichaje de Neymar, a quien siempre ha visto como el sustituto natural de Cristiano Ronaldo. Ha sido medio año de presión, por mucho que el mandamás merengue se haya dedicado a filtrar que no tenía ningún interés por el crack brasileño. 

A pesar de contar con la complicidad del PSG, Florentino no pudo convencer a Neymar, a quien le ofrecía los mismos emolumentos que ingresa en París. El brasileño nunca le dio el ‘sí quiero’ a Florentino Todos sus movimientos fueron infructuosos, incluso el que intentó a última hora cuando el Barcelona ya había comunicado que no negociaría más con el club que domina Qatar Sports Investments (QSI).

4.- Divorcio no reconducible con el PSG

No hay ninguna posibilidad de que Neymar haga las paces con la cúpula qatarí del PSG, que le ha impedido que se vaya a Barcelona, incluso cuando el club catalán cumplía todos los requisitos para hacer viable la operación. Las posturas son irreconciliables y Ney solo piensa en poder irse de París cuanto antes, si es en el mercado de inverno, mejor que en el de verano. 

El brasileño sigue pensando en modo Barça por mucho que se haya bajado el telón de las contrataciones. Su permanencia, a disgusto, responde solo a la altanería de los qatarís, que han querido dar un escarmiento a su estrella, aún sabiendo que el próximo verano hay una ruta de fuga, si el crack acude a la FIFA.

5.- El paradigma de los 20 millones

Los 20 millones de euros que Neymar puso de su bolsillo para alcanzar los 150 millones que exigía el PSG (más la venta de Rakitic y Todibo, y la cesión de Dembélé) para traspasarlo escenifican que el brasileño estaba (y está) dispuesto a hacer los esfuerzos financieros que sean necesarios para poder abandonar París y volver al Barça.

Este ‘feeling’ Ney-Barça, que el PSG no ha conseguido labrar en dos años con el astro, enfureció en Doha, desde donde se vetó su venta. Las bases de un futuro acuerdo con destino a Barcelona ya están colocadas, y ninguna de las dos partes, ni el Barça, ni mucho mejor el astro, van a agrietarlas en los próximos meses.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil