Laporta podría ratificar ya a Koeman

El título de Copa es el espaldarazo definitivo para que el holandés lidere el proyecto

El holandés lleva ya semanas planificando la nueva plantilla

El presidente culé dejó una imagen tremenda al bajar al vestuario para celebrar el título de copa con los jugadores | RFEF

 Ronald Koeman seguirá como entrenador del Barça salvo sorpresa mayúscula. El club no había dicho nada de lo contrario, pero la rumorología se había destapado ante la falta de confirmación oficial del nuevo presidente, Joan Laporta, quien siempre se había escudado en los resultados deportivos. La exhibición en la final de Copa ha dado el impulso definitivo a una decisión que estaba prácticamente tomada y es probable que en los próximos días Laporta reitere la plena confianza en un técnico que ha sacado petróleo en un año muy complicado. Koeman se ha ganado liderar el nuevo proyecto.

La realidad es que Joan Laporta expresó su apoyo a Koeman en la toma de posesión de su cargo, pero ha ido guardando silencio. De hecho, el presidente blaugrana esquivó las preguntas sobre la continuidad del técnico tras ganar la Copa del Rey a la espera de una comparecencia pública que no va a tardar muchos días. Laporta estaba a la espera de analizar todos los datos de la auditoría interna encargada para saber la realidad económica y deportiva del club para explicar al socio las medidas que se tomarán en el futuro inmediato. Esta auditoría ya está acabada y la mayoría de sus ejecutivos ya están trabajando en el club, por lo que su primera aparición no se hará esperar. Y ahí es dónde Koeman espera una confirmación total en el cargo, aunque internamente sí la ha tenido.

Lo que es evidente es que Laporta y su Junta Directiva han analizado el futuro en el banquillo del Barça de forma meticulosa. El presidente blaugrana siempre ha apostado por técnicos rompedores en su anterior etapa con Rijkaard y Guardiola al frente de la nave y quería esperar a ver cómo acababa el Barça esta temporada. No es que Koeman no tuviese su total confianza sino que busca un Barça ganador y si el holandés hubiese acabado el curso en blanco, se hubiesen abierto todo tipo de escenarios de futuro.

En la actual Junta se valora muchísimo el trabajo que ha realizado Koeman en una temporada complicadísima. El holandés aceptó el cargo tras la humillación en la Champions ante el Bayern y tomó la decisión de dar salida a varios jugadores veteranos. Luego, hizo una apuesta clara por la juventud y ha ido construyendo un equipo sólido y capaz de ganar a cualquier rival. Encima, ya ha levantado un título esta temporada y el equipo está metido de lleno en la lucha por la Liga. Un doblete en este año de transición sería, sin duda, un resultado extraordinario.

A Koeman se le ha visto algo molesto cuando se le ha preguntado por su futuro. Entiende que tiene un año más de contrato y que no habían motivos para dudar de su gestión en el equipo. Pero también tenía claro que en el Barça solo vale ganar y que en este final de curso se iba a jugar muchas cosas por injusto que pareciera. El entrenador holandés lleva muchos años en esto del fútbol y entiende la exigencia y la presión del entorno y lo ha manejado bien. Y también tiene claro que el club debe trabajar para mirar alternativas y estar preparado en todo momento por si se deben tomar decisiones drásticas en algún momento.

La prueba de que la confianza en Koeman era total es que el holandés ha estado planificando el nuevo equipo desde hace semanas y elaborando una lista de bajas y posibles altas, Ha dado conformidad a las gestiones que se han realizado y está plenamente informado de los movimientos que se están haciendo en el mercado. Lo que queda claro es que, hoy por hoy, ha ganado peso tras la Copa y ha silenciado debates sobre posibles alternativas a su puesto. 

Koeman tiene un año más de contrato y todo indica que lo va a poder cumplir, aunque por ahora no habrá negociaciones para ampliarlo más allá. Al holandés ke gustaría retirarse de los banquillos en el Barça tras cumplir un ciclo amplio, pero la confianza de la directiva será para una temporada. A partir de ahí, el holandés deberá demostrar con resultados que su proyecto ha evolucionado para ganarse una continuidad más amplia.

Uno de los puntos a favor de Koeman es el apoyo del vestuario. Fueron muy significativas las imágenes de celebración de los pesos pesados del equipo abrazándose al técnico. Koeman ha sabido dialogar y ganarse a una plantilla que ha recuperado la autoestima y ha vuelto a triunfar. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil