Koeman vs. Lopetegui: El tercer asalto de una batalla táctica clave

HISTORIA SPORT

El planteamiento de Julen asfixió al Barça en la ida de Copa, pero Ronald, con su 3-4-3, desarboló a los andaluces en Liga el pasado sábado

Es probable que el técnico neerlandés repita formación para guarnecerse atrás y aprovechar los carriles con Dembélé de falso '9' buscando la espalda de la defensa

Koeman y Lopetegui se saludan antes del duelo en el Pizjuán de la ida de Copa
Koeman y Lopetegui se saludan antes del duelo en el Pizjuán de la ida de Copa | Javi Ferrándiz

Tercer asalto. Tercera vez que se verán las caras Sevilla y FC Barcelona en apenas tres semanas (segunda en cuatro días). Esas cosas que tanto detestan los entrenadores, enfrentarse mucho a un rival duro y potente y en poco margen de tiempo, se ha multiplicado entre estos dos 'gallos' del fútbol español. Una guerra de tres grandes batallas en la que en cada una hay que rebanarse los sesos y darle un infinidad de vueltas a todos los aspectos del juego para adelantarte a tu rival, asestarle el golpe, ganar la guerra táctica y psicológica, leer lo que va a hacer y tener capacidad de anularlo.

Lo cierto es que en los dos Sevilla-Barça disputados hasta ahora en este corto espacio temporal hemos visto una riqueza y una variedad de propuestas importante. Dos planteamientos muy diferentes, dos técnicos que han sabido reaccionar, que han demostrado una buena capacidad de lectura del juego, cada uno con sus armas (que no son pocas) e intentando explotar sus virtudes y minimizar sus defectos. Al final, todo se basa en eso por muy simple que parezca.

LOPETEGUI APROVECHÓ LAS DEBILIDADES AZULGRANAS EN LA IDA

Vayamos por partes. En el encuentro de ida de semifinales de la Copa del Rey disputado el pasado 10 de febrero en el Sánchez Pizjuán hubo un ganador (obvio). El Sevilla se impuso por 0-2 con un golpe durísimo en el 85' (el destino quiso que fuera Rakitic) que ya veremos si no termina siendo determinante. Más allá de eso, lo cierto es que la sensación que dejó el encuentro es que los hispalenses supieron mucho mejor que los azulgrana a lo que querían jugar

. Lopetegui planteó un encuentro esperando que el Barça propusiera, que presionara arriba y dejara desprotegida la parte defensiva en caso de que el equipo andaluz superara esa primera línea de presión. Obviamente ayudó la presencia del tándem Umtiti-Lenglet, dos centrales que nos destacan precisamente por su rapidez ni por su capacidad de replegar con celeridad.

Cierto es que todo se pudo haber desmoronado si Leo marca la primera clarísima que tiene a pase de Griezmann. Pero las propuestas entrañan riesgos, claro. A pesar de que el Barça llevó la iniciativa y tuvo buenos tramos de partido, el cuadro hispalense estuvo bien armado y se aprovechó de dos acciones defensivas muy pobres del cuadro de Koeman (sobre todo de Umtiti, que salió en la foto de los dos goles) para asestar dos goles. Pudo ser alguno más.

KOEMAN REACCIONA EN LIGA CON UNA GRAN VARIANTE

En el encuentro del pasado sábado Koeman le dio una vuelta de tuerca. Apostó por un 3-43 que ya había experimentado en alguna fase de la temporada (pero en otra variante) y no había terminado de darle resultado (por aquello de que cortaba las alas a De Jong, una de las principales bazas ofensivas del equipo en este 2021). Pero esta vez lo 'perfeccionó' y lo amoldó para hacer frente a las características del Sevilla.

Los tres centrales sofocaron la posibilidad de que los andaluces pudieran salir con transiciones rápidas con Munir y De Jong y el doble pivote De Jong-Busquets, mientras que Dest y Alba se incorporaban con peligro (el estadounidense estuvo bastante bien y mandó un balón al palo) y replegaban rápido para pasar a defensa de cinco. En medio, gran encuentro de un Busquets muy mejorado con más presencia en el centro del campo y 'guardaespaldas' atrás. Quizás lo más significativo estuvo arriba, con Dembélé de falso '9' y martilleando la espalda de la defensa sevillista (de ahí llego el 0-1) y Messi aprovechando esa circunstancia para alimentar al galo y jugar con libertad por detrás de él.

Veremos esta noche quien se lleva la batalla de pizarras, que será fundamental para esclarecer qué equipo ganará su billete para la final. Koeman es quien debe arriesgar más. Y Julen lo sabe...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil