Koeman pone remedio a los fallos en los penaltis

Ronald desveló que el equipo ha entrenado las penas máximas para cambiar la dinámica negativa

El técnico quiere recuperar la efectividad inicial del equipo (ocho de siete) desde los 11 metros

Pjanic falló el primer penalti en Cornellà | RFEF

Los penaltis ocupan y preocupan a Ronald Koeman. El entrenador del FC Barcelona admitió ayer, en la rueda de prensa telemática previa al partido contra el Elche en el estadio Martínez Valero, que su equipo ha entrenado las penas máximas en las sesiones preparatorias. Errar cinco lanzamientos de 12 (un 41,6%) es una cifra inadmisible para el estratega neerlandés y está dispuesto a hacer todo lo que esté en sus manos para cambiar esta dinámica negativa desde los 11 metros.

Koeman, que fue un especialista en los lanzamientos de penalti en su etapa como jugador, no tiene ninguna duda de que esta acción del juego se puede entrenar y es lo que ha decidido hacer de ahora en adelante. Entiende, igualmente, que el lanzador, además de práctica, tiene que estar preparado mentalmente para ejecutar el penalti. Y ambas cosas, con trabajo, pueden mejorarse porque, en definitiva, se trata de una cuestión de técnica y confianza.

El entrenador azulgrana no quiere más tropiezos de ahora en adelante, aunque también sabe que no hay nadie infalible. Lo que pretende es que no se escapen más puntos en la Liga ni se jueguen más prórrogas por no estar acertado en una jugada tan clara para anotar un gol.

Errores

Si se ha llegado a esta situación es por el hecho de que el Barça ha fallado los últimos cuatro lanzamientos: Messi, contra el Valencia, aunque la acción acabó en gol del propio capitán, de cabeza; Braithwaite, contra el Eibar, un error que costó dos puntos al FC Barcelona (1-1) y Pjanic y Dembélé, contra el Cornellà, dos fallos que llevaron el partido a la prórroga y cargaron las piernas del equipo 30 minutos más sobre una superficie de césped artificial. Fallos, igualmente, que llevaron al equipo a jugar, por tercera vez consecutiva, una prórroga. Lo (casi) nunca visto.

La cadena de errores, de todas formas, se ha manifestado ahora porque, al inicio de temporada, fueron todo aciertos: Messi convirtió los cuatro primeros (Villarreal, Ferencváros, Juventus y Dinamo de Kiev). Después falló Griezmann (Betis) y Messi (Betis), Braithwaite (Dinamo de Kiev) y Dembélé (Ferencváros), anotaron. En la tanda de penaltis contra la Real Sociedad fallaron De Jong y Griezmann y marcaron Dembélé, Pjanic y Riqui Puig.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil