Koeman: "Si no pensara que los jugadores creen en mí no podría trabajar"

Koeman: "Si no pensara que los jugadores creen en mí no podría trabajar"

| FCB

El técnico niega que los jugadores le hayan pedido un cambio de sistema

Asegura que las cosas que dice en una rueda de prensa se las dice antes en la cara al jugador

Ronald Koeman sigue sin esquivar ninguna pregunta, pero cada vez responde más cerca de la portería. Un poco a la defensiva. Sobre todo ahora que, con los malos resultados, han llegado las críticas. 

Hay que agradecerle su empeño en querer dejar claras las cosas y explicar su verdad. Una verdad que hasta ahora incluye autocrítica, pero poca. Koeman se hace responsable de las derrotas, pero las achaca a "pequeños detalles". Errores puntuales que no justificarían un cambio estructural del equipo. El sistema, insistió, no se toca. 

"Hay que mejorar concentración y defender con más intensidad. No estoy hablando del sistema. Encajamos once goles y son penalti, saque, errores individuales... Somos el equipo que más oportunidades ha creado en la Liga y eso es también gracias al sistema. Tenemos jugadores como Messi, Pedri, Griezmann... que necesitan espacio y libertad. Y buscamos lo mejor para estos jugadores con este sistema". 

Koeman no es de mostrarse vulnerable. Sabe que, si un entrenador exhibe dudas o fragilidad, está perdido en un vestuario. De momento, insiste: no se siente discutido por sus jugadores a pesar de los malos resultados. 

"Pienso que los jugadores creen en mí. Si no no podría trabajar. Estamos intentando mejorar las cosas. Hay suficiente tiempo para reaccionar, pero después de los últimos resultados hay que dar la cara". 

Una de las cosas que lo hacen distinto a los últimos técnicos del Barça es la naturalidad con la que habla de sus futbolistas. A veces para elogiarlos pero en otras para decircosas que tienen que mejorar. Y que, eso sea en público, no siempre lo encajan bien los futbolistas

Koeman niega que eso le haya costado algún disgusto hasta ahora. "Intento respetar a mis jugadores y apoyarlos, pero estamos a un nivel en el que si hay errores, hay que decirlo con respeto. Yo no mato a ningún jugador. Si digo algo de un jugador, ya he hablado antes con él. El otro día salió algo del sistema del Barcelona. No es verdad . Hablo con los jugadores cada día y no me han dicho nada del sistema ni de las ruedas de prensa".

El 4-2-3-1, pero sobre todo la renuncia al 4-3-3, está siendo todo un tema. Sobre todo las últimas semanas. Cambiar un sistema que ha sido paradigma del mejor Barça de la historia anima el debate.

También jugadores que han crecido con ese dibujo como Riqui Puig. Futbolista que, como pasó antes con De la Peña o Thiago, generan opiniones de extremos y están en boca del entorno cuando no juegan.

"Ha entrado bien en los últimos partidos. Depende del rendimiento de los jugadores buscar el mejor once. Veremos que puede pasar mañana", apunto a la primera pregunta sobre el canterano. A la segunda, se le noto que el asunto empieza a cansarle.

"No me gusta individualizar y hablar de un jugador solo. Un entrenador analiza a su equipo y lo que pueden aportar los jugadores, y al final decide el equipo que empieza. Tenemos 25 jugadores y si uno no tiene minutos es por algo". 

Con tanta pregunta al final el holandés deslizó alguna clave más, además de los detalles, que explican el momento del equipo.  

"Estamos en un momento complicado en el club, no sólo por el tema deportiva. Hay muchas cosas más. Buscamos lo mejor en todos los sentidos. Veo que la plantilla tiene ganas y quiere mejorar. Sabe hacia donde tenemos que ir. A algunos les pesa más, porque estamos jugando con gente joven. No se puede cambiar en dos días. Hay que trabajar para mejorar".

A Koeman también se le preguntó por la fragilidad del equipo. La mochila que arrastra de varias derrotas humillantes las últimas temporadas. Y la poco resistencia a la adversidad: no hay manera que esta temporada se remonten partidos. 

Pero el holandés no está muy por la labor de que recurran a un psicólogo o a sesiones de coaching. "Este equipo tiene suficiente personalidad y experiencia. Es un momento donde estos jugadores con tantos años en el club tienen que dar el paso con los demás".

Él es el primero que asegura que no necesita apoyo externo para sacar esto adelante. A mí no me hace falta apoyo. Ya sé que en un equipo grande, cuando no salen los resultados, el principal responsable es el entrenador".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil