Koeman: los motivos de un despido inevitable

El técnico holandés fue finalmente destituido tras muchos meses en el alambre

La falta de autocrítica y la ausencia de un plan definido han sentenciado a Ronald, que se va habiendo ganado una Copa del Rey

Laporta, contundente sobre los incidentes con Koeman tras el clásico | Deportes Cuatro

Ronald Koeman ya es exentrenador del Barça. El club azulgrana anunció este miércoles por la noche el cese del holandés, que deja el banquillo azulgrana tras 14 meses en el cargo. El técnico se marcha habiendo conquistado una Copa del Rey, logro engullido por todas las dudas que han marcado su etapa al frente del equipo. La falta de autocrítica, la ausencia de un plan definido y, sobre todo, la nula progresión futbolística del conjunto catalán han sido los principales detonantes.

UNOS RESULTADOS INSUFICIENTES

Al final son los resultados los que marcan el destino de un entrenador. Con solo cinco victorias en 13 partidos este curso (38%), el Barça tiene complicada su clasificación para los octavos de final de la Champions y en Liga puede acabar la jornada 11 a nueve puntos del líder -con un partido menos, eso sí-. En Koeman pesa además el hecho de haber caído en todos y cada uno de los partidos grandes, salvando solo la remontada copera ante el Sevilla en el Camp Nou la temporada pasada. En Liga, el holandés ha ganado 28 de los 48 partidos en los que ha dirigido al Barça (58%). Según informa OPTA, desde Radomir Antic no había un entrenador con un porcentaje tan bajo.

NO DIO CON LA TECLA EN EL JUEGO

Ni resultados, ni imagen. El Barça de Koeman no ha sido capaz de proponer un fútbol atractivo. Con problemas en la salida de balón, con dificultades para circular rápidamente y con las líneas muy distanciadas sin el cuero, el conjunto catalán nunca ha sido claro dominador de los partidos. Lo máximo que ha logrado el Barça es someter a los rivales durante 20-30 minutos, pero no más. La mayoría de partidos de la 'era Koeman' se han caracterizado por ser a un ritmo muy bajo, a expensas de que algún chispazo o genialidad marcara la diferencia.

CAMBIOS TÁCTICOS CONSTANTES

El 4-2-3-1 inicial dejó paso al 4-3-3 y a un 3-5-2 que se consolidó. Esta temporada, el 4-3-3 volvió a ganar fuerza, sin olvidar tampoco el esquema de tres centrales. En Vallecas, Koeman regresó al 4-2-3-1. En definitiva, cambios constantes de sistema que han terminado por desubicar al equipo.

FALTA DE AUTOCRÍTICA

En las ruedas de prensa, Koeman no ha hecho ningún tipo de autocrítica. La efectividad, las decisiones arbitrales, las bajas, la plantilla... Pero nunca ha admitido poder haber hecho las cosas mejor. Su actitud de echar balones fuera no ha hecho más que incendiar todavía más al barcelonismo.

INCAPAZ DE MEJORAR EL RENDIMIENTO DE SUS PUPILOS

¿Cuántos jugadores del Barça parecen estar en un momento óptimo de forma? Ninguno o casi ninguno. Pedri o Araujo han exhibido brillantes estados de forma pero en general la plantilla azulgrana no ha experimentado crecimiento alguno con Koeman. Y cuando un entrenador no hace mejores a sus jugadores, algo pasa.

EL 'GRANADAZO' DEL CAMP NOU CON LA LIGA MÁS CERCA QUE NUNCA

La historia podría haber sido diferente de no haber caído en el Camp Nou ante el Granada la temporada pasada. Aquel triunfo frustrado habría dado el liderato a un equipo que venía marcando 'vuelta rápida' en el tramo final de Liga. Y con un doblete, el verano habría sido mucho más tranquilo. Y el técnico habría ganado en crédito, claro.

INEXISTENCIA DE AUTOMATISMOS Y NULA PREPARACIÓN DE LOS PARTIDOS

El Barça viene exhibiendo carencias claras a la hora de plantear los partidos. En los entrenamientos no se trabajaban automatismos y después se notaba sobre el césped. Saltaba a los ojos que el equipo vivía de la improvisación. Y eso, en la élite, se paga. Desde el propio vestuario culé explicaban que no se trabajaban aspectos tácticos de cara a los partidos.

PULSO SIN TREGUA CON LA DIRECTIVA

Para más inri, Koeman no se ha arrugado lo más mínimo a la hora de enfrentarse a través de declaraciones y reproches a la directiva, especialmente respecto a Joan Laporta y Enric Masip. En entrevistas a medios holandeses el técnico ha disparado con bala varias veces.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil