Koeman, el gran vencedor

La plantilla está encantada con el técnico holandés y muchos jugadores le felicitaron personalmente tras la remontada al Sevilla

El sistema de tres centrales tendrá continuidad en París y también en la visita al feudo del Real Madrid

Esto sí es el Barça: El abrazo de Piqué y Messi lo dijo todo | RFEF

El vestuario del Barça está muy satisfecho con un Ronald Koeman que ha dado un paso adelante en el banquillo azulgrana. La remontada ante el Sevilla fue la guinda que faltaba, la incidencia del técnico holandés en el partido resultó clave, tanto en el planteamiento inicial como en el desarrollo del juego. Volvió a sorprender a Julen Lopetegui en la pizarra y después supo leer y contrarrestar las modificaciones del guipuzcoano. Koeman y su cuerpo técnico se coronaron. 

Muy enchufados

Ronald consiguió que los once titulares salieran enchufados y conscientes en todo momento de lo que debían hacer para levantar la eliminatoria, pero también fue su mérito que los futbolistas de refresco revolucionaran el partido, pues hizo los cambios en el momento preciso. Una incidencia sobre la lectura del juego que fue comentada y muy bien valorada tras el partido en el vestuario local, con tiempo para la euforia por la remontada, pero también para la reflexión, pues quedan muchos retos por delante y el camino está marcado.

De los cinco azulgranas que salieron en la segunda mitad, tres fueron decisivos. Griezmann dio la asistencia del gol ‘in extremis’ de Piqué, Braithwaite marcó el gol definitivo de la remontada y Trincao provocó la falta que dejó al Sevilla con diez por la expulsión de Fernando. El vestuario se mostró muy contento por el acierto del técnico y fueron varios los jugadores que felicitaron personalmente al holandés al considerar que les había guiado con sus indicaciones a la victoria. Y lo más importante, no solo están encantados los futbolistas que disponen de más minutos, sino también aquellos que cuentan con menos oportunidades.

Cambio pactado al 4-3-3

Koeman volvió a dibujar en la pizarra el sistema de tres centrales y dos carrileros que tan buen resultado le dio en el Sánchez Pizjuán. Y consiguió que se le volviera a atragantar a Lopetegui. El técnico ya había hablado con los jugadores que si no se había remontado, volvería al 4-3-3 la última media hora de partido. Jugar con tres atrás ha cuajado en los jugadores y Ronald tiene en mente repetirlo en París, donde se precisa una remontada estratosférica. Incluso el cuerpo técnico tiene previsto mantener esta disposición en otros partidos de altísima exigencia como la visita al feudo madridista. Puede estar en juego una Liga.

Koeman se ha ganado al vestuario, pero no ahora, desde el primer día. El miércoles fue su gran confirmación.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil