Koeman: "De Jong es muy bueno y rendirá más cuando juegue en su sitio natural"

"Me acuerdo mucho de Cruyff y su filosofía, aunque él también estaba sujeto a la dictadura de los resultados"

"El Barça tiene que prepararse para cuando Messi, el mejor de todos los tiempos, ya no esté"

 Koeman habló en rueda de prensa sobre la posición de de De Jong en la selección holandesa y en el Barça | PERFORM

SPORT ha entrevistado al héroe de Wembley y actual seleccionador de Holanda. Ronald Koeman nos atiende desde su casa de Amsterdam, donde está pasando el confinamiento de una forma más laxa, como él mismo explica en esta entrevista dividida en dos entregas.  

Usted ha visto muchas veces jugar al Barça esta temporada. ¿Le gusta este Barça?

Ha habido de todo, partidos muy buenos y otros más flojos. Sigue siendo un gran equipo con jugadores muy buenos, por eso es el líder de la Liga.

¡No se vaya por la tangente!

El Barça ya no es el mismo de hace unos años porque tampoco tiene a los jugadores que tenía antes. De aquella columna vertebral solo están Piqué, Busquets y Messi y los tres pasan de los 30 años. Es ley de vida. Le pasó al Dream Team  del Barça y a la selección holandesa del 88 con Van Basten , Gullit, Rijkaard y yo mismo  que quedó campeona de Europa. Nada es eterno y hay que saber renovarse. Y a veces hay que entender que para volver a dominar, antes tienes que pasar unos años por el desierto.

¿Qué defecto le ve más acentuado a este Barça?

Veo dos aspectos. Uno, de intensidad. Te guste o no, hoy los grandes equipos juegan a un ritmo muy alto los noventa minutos. Y al Barça le cuesta mantener esa regularidad. Lo vimos en el famoso partido ante el Liverpool, pero también en la Supercopa de España ante el Atlético este año. El Barça fue superior ochenta minutos, se desconectó los últimos diez minutos y el Atlético, más intenso y fresco, le ganó.

¿Y el segundo punto?

No domina los partidos como antaño. En ese aspecto el Barça tiene que volver a sus señas de identidad, porque forma parte de su ADN. El Barça siempre ha de tener el control, pero un control más efectivo.

¿Le preocupa que Messi esté en la parte final de su carrera?

Leo es el mejor de todos los tiempos. Y con diferencia. Pero es humano y no siempre podrá ser la solución a todos los males. El Barça tiene que ir preparando ese relevo de forma gradual, no de  un día para otro. Sin Messi nada volverá a ser lo mismo. Hay que asumirlo.

Usted conoce muy bien a De Jong. Él mismo dice que lo puede hacer mucho mejor.

Y lo puede hacer. Este año está siendo de transición para él , como me ocurrió a mí cuando fiché por el Barça en 1989. Es un chico muy inteligente y muy dotado para el fútbol. Va a triunfar en , seguro. Le perjudica que no esté jugando en su puesto natural, como hacía en el Ajax.

El sábado participó en Holanda en un programa especial sobre  Cruyff, que habría cumplido 73 años...

Johan siempre está presente en nuestras vidas. El legado que nos ha dejado es el mejor herencia. Ha sido la persona que más ha influido en mi vida, como jugador y como entrenador.

¿Qué diría hoy Cruyff del Barça?

Creo que diría algo muy parecido a lo que yo le he dicho, que hay que recuperar la personalidad en el juego. Pero no es tan sencillo, porque aquí siempre mandan los resultados. Él también esta sometido a la dictadura del marcador. Aunque, como decía él, si juegas bien es más probable que acabes ganando.

El entrenador de los 125 millones de euros

Es muy probable que si Koeman hubiera sido entrenador del Barça hace unas temporadas, habría intentado los fichajes de dos futbolistas que hoy están triunfando en el Liverpool: Van Dijk y Mané. No porque estén ahora de moda y sean considerados de lo mejor que hay en Europa, sobre todo porque Ronald demostró con ellos tener un ojo clínico excepcional. Cuando el técnico holandés llevaba las riendas del Southampton inglés, invirtió 15,7 millones de euros en fichar a Van Dijk del Celtic escocés y 23 millones en contratar al senegalés  Sadio Mané del Salzburgo austríaco. Después de una gran temporada a las órdenes de Koeman, el Liverpool pagó 84,6 millones de euros por el defensa central y 41 por el centrocampista. Una plusvalía de 85 millones para el Southampton

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil