Koeman se agarra a Coutinho

HISTORIA SPORT

El brasileño tiene muchos números de ser titular el lunes contra el Granada y formar tridente arriba con Memphis y Luuk de Jong

Cou no es de la partida desde el 12 de diciembre de 2020 en un Barça-Valencia y su último gol fue el 29 de noviembre del año pasado contra Osasuna

Coutinho reapareció con el Barça frente al Bayern | Movistar

Cuando cogió las riendas del Barça el año pasado, Ronald Koeman tuvo muy claro que Philippe Coutinho iba a ser un futbolista importante en sus planes. El brasileño volvía de la cesión en Munich con una Champions League en el bolsillo y el objetivo de justificar la inversión por la que se convertía, y sigue siendo, el fichaje más caro de la historia del club azulgrana. La cosa empezó relativamente bien. Titular desde un principio -quitando Getafe y Wanda- y tres goles en los primeros nueve partidos, con una pequeña lesión muscular entre medio. Pero se empezó a torcer a partir de la visita al Ramón de Carranza, cuando fue uno de los que pagó los 'platos rotos' en el descanso. Ya no volvió a ser imprescindible y llegó la terrible lesión en el menisco externo. Más de nueve meses después, Ronald Koeman se aferra al carioca como un clavo ardiendo, quizás el último. Dentro de la esperada debacle en el estreno de la Liga de Campeones, los primeros minutos de Coutinho tras su lesión llevaron algo de esperanza. Ahora, toca refrendarlo.

Tridente inédito

Philippe Coutinho tiene muchos números de ser titular el lunes contra el Granada. Por la ausencia de Pedri, podría entrar como interior, pero lo más lógico es que Koeman recupere el 4-3-3 en el Camp Nou y el de Río de Janeiro forme parte de un tridente inédito y junto a dos futbolistas fichados esta temporada, los neerlandeses Memphis y Luuk de Jong. Desde la banda izquierda pero centrando su posición con una cierta libertad, el técnico espera volver a encontrar la mejor versión del futbolista.

Uno de los aspectos que más aprecia Ronald de Coutinho es su decisión a la hora de chutar. Durante algunas comparecencias de prensa de la temporada pasada, el técnico de Zaandam lamentó públicamente que sus jugadores no probaran más el disparo lejano. Los 'Coutinhazos' son ahora más necesarios que nunca para reflotar a un equipo que ha perdido un tanto por ciento elevadísimo de gol con las salidas de Luis Suárez primero, y de Leo Messi y Griezmann después. Sobre todo, claro está, la del argentino.

Cou no es titular desde el pasado 19 de diciembre de 2020, en un empate a dos contra el Valencia en el coliseo azulgrana que acabó siendo sustituido por Braithwaite en el minuto 79. Después, 9 minutos saliendo desde el banquillo contra el Valladolid y 24 ante el Eibar en el partido de su lesión, que también había empezado en el banco.

Desde ese fatídico día, el 29 de diciembre de 2020, y hasta el regreso el pasado martes ante el Bayern Munich, Coutinho se perdió 33 partidos por la rotura de menisco. En enero, fue operado por el doctor Carles Monllau y la recuperación no ha sido fácil. Pero ahora tiene que demostrar como azulgrana todo lo que no ha podido.

Obligado a ser referente

Y es que el equipo se está quedando sin referentes y solo por el enorme y desproporcionado dispendio que supuso su fichaje (120 millones de euros fijos más 40 en variables), el ex de Vasco está obligado a sacar a relucir, de una vez por todas, su calidad. Es innegable que la tiene, otra cosa son sus dotes de liderazgo y fortaleza mental. Ahí debe dar un paso adelante.

El brasileño tiene que convencer a la exigente afición del Camp Nou, con la que todavía no ha encajado. No marca desde el pasado 29 de noviembre, en un partido en casa contra Osasuna. Su gol fue el tercero de la goleada 4-0. Cuando logre enviar el balón a la red de nuevo, volverá a ser con público. Ganarse por fin a la afición azulgrana es una de sus grandes asignaturas pendientes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil