Junior, inoperante e inexistente, volvió a la titularidad

Entró en el once en lugar de Alba y cuajó 56 minutos para olvidar

No tuvo profundidad, no pisó el área del Betis y no hizo nada destacado

undefinedbetis fc barcelona foto valenti enrich200209222506
Junior desaprovechó una oportunidad de oro para reivindicarse | VALENTÍ ENRICH

Si el otro día ante el Athletic en Copa del Rey la sorpresa de Setién en la alineación la dio con la titularidad de Sergi Roberto como extremo derecho, en el Benito Villamarín ha sido la de Junior Firpo en detrimento de Jordi Alba. Una decisión eminentemente técnica.

Junior Firpo

Es posible que el entrenador cántabro quisiera incentivar el factor emocional del pasado verdiblanco del dominicano, fichado la temporada pasada del Real Betis. Creería Setién que antes us ex compañeros se crecería, sería un puntal.

En cualquier caso, una nueva oportunidad para que el lateral izquierdo se reivindique y demuestre que el Barça acertó con su contratación. Mucho me temo que, de momento, no lo está demostrando. A no ser que el Barça se conforme con un lateral tímido en ataque y que lo que mejor sabe hacer es pasar el balón hacia atrás.

En la primera parte Junior no pisó el área bética, prácticamente no pasó del centro del campo y jugó hacia atrás catorce balones, casi todos los que tocó. En ese primer periodo del partido el único mérito que acumuló fue provocar la tarjeta amarilla que vio Emerson.

No puede ser que el lateral zurdo del Barça no tenga profundidad ni llegue a la línea de fondo. La banda izquierda azulgrana fue una verdadero solar. No existió. Y eso que Emerson, el lateral derecho bético, dejaba muchísimo espacio libre porque tenía tendencia a irse hacia adentro para ayudar en la marca de GriezmannJunior, por cierto, no jugaba en el Barça, en Liga, desde el duelo ante el Mallorca a comienzos de diciembre del año pasado. En cuanto Jordi Alba regresó de su lesión, el ex bético desapareció del equipo.

En los pocos minutos que jugó en la segunda mitad sí que olió la portería rival. Después de un saque de esquina y un rebote, le llegó un esférico que se atrevió a chutar estrellándose en el cuerpo de un rival. Inmediamente después sí que llegó por primera vez a la línea de fondo y le puso un balón a De Jong. En diez minutos, otros cinco balones hacia atrás.

Su rendimiento fue tan pobre, tan insulso, tan poco participativo, que Setién se vio obligado a rectificar y le cambió por Alba a los 56 minutos. La afición del Betis le despidió con aplausos. Seguro que en el Villamarín lo hizo muy bien, todo lo contrario que está haciendo en el Barça. Sin duda, Junior Firpo desaprovechó una gran ocasión para reivindicarse.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil