Jordi Masip: "Ser portero es una putada a veces"

El meta del Valladolid apunta a titular en la visita de los pucelanos al Camp Nou

"Yo nunca descarté al Barça por los títulos", asegura sobre la reacción blaugrana esta temporada

Jordi Masip, en una imagen junto a Leo Messi
Jordi Masip, en una imagen junto a Leo Messi | sport

El canterano blaugrana ha encontrado la estabilidad en Valladolid y apunta a titular en el Camp Nou. Sería su sexto partido contra el Barça. Los cinco anteriores los ha perdido, pero en varios de ellos dejó detalles de su gran talento bajo palos. El meta analiza el enfrentamiento para SPORT vía telefónica y reflexiona sobre su oficio, sobre lo difícil que es consolidarse en la élite y sobre

¿Se sufre más en el Valladolid o en el Barça?

Luchar por la permanencia es parecido a luchar por ganar títulos con el Barça, donde la presión es enorme. Nuestro título es la permanencia y estamos siempre peleando por ello. Es complicado porque hay mucha tensión.

En las últimas semanas ha pasado de titular a suplente. ¿Cuesta?

En nuestra posición estás un poco expuesto a eso. Puede pasar, debes adaptarte, apechugar y ayudar al grupo para lograr el objetivo. La parte personal debe quedar a un lado.

Jugó en Pucela, donde el Barça, por primera vez esta temporada, jugó con el sistema con tres centrales.

Cierto. Y jugaron muy bien. Al final lo que le da son variantes al equipo: carrileros largos, mucha llegada, mucha profundidad, con Jordi Alba, que es un puñal por la banda. Sabemos que tiene esas variantes.

¿El cambio que ha sufrido el Barça es un milagro?

Yo nunca lo descarté para los títulos, era cuestión de tiempo que cogieran las ideas de Koeman y se ha demostrado que el trabajo hecho ha dado sus frutos. Ya tienen una final aparcada y ahora pelean por LaLiga. 

¿Los partidos contra Messi se preparan de forma especial?

Bueno, hay que estar muy atento y concentrado porque todas las posibilidades que hay en el fútbol, Leo las tiene. Lo de siempre: jugar bien juntitos, defender bien y acumular jugadores.

Le pregunto por su trabajo en concreto.

Es que puede hacer cualquier cosa. Es muy difícil. Incluso estando bien te la puede liar igualmente. Depende más de que él no esté tan fino que de lo que tú puedas hacer.

A Ter Stegen lo sufren los delanteros rivales, pero también los porteros que entrenan a su lado porque con él no hay opciones de jugar.

Es el portero más completo, el que controla más facetas del juego, y está en el sitio perfecto por el dominio extraordinario de las dos piernas. También es solvente en el juego aéreo. Para mí es el más completo.

Jordi Masip, junto a Cillessen y Ter Stegen

| FCB

La vida no se acaba en el Barça.

No, desde que llegué a Valladolid me he sentido muy bien y he disfrutado todo lo que he vivido aquí.

Son muchos los porteros canteranos que deben buscarse la vida fuera.

Sabemos que es complicado. Al final es difícil ser portero y llegar al primer equipo y consolidarse. Desde Víctor (Valdés) no se ha podido dar, pero tanto Iñaki (Peña) como Arnau (Tenas) son gente de la cantera, criada ahí, y tienen talento de sobras. Luego ya son circunstancias, que tengan la oportunidad o no, que…

…te toque la lotería.

Muchas veces es una putada. Portero juega uno y es complicado porque en verdad son pocos equipos. En Primera juegan veinte y ¿cuántos hay que intentamos jugar en Primera?

¿Eso les hace diferentes?

Al final es una posición con mucha responsabilidad. Como no estés bien mentalmente, muy fuerte… Hay que saber convivir con los errores y con situaciones muy complicadas.

Y estar un poco loco.

Siempre se dice eso y al final es un poco así porque no vas a dejar de recibir balonazos. ¿Y quién se pone a recibir balonazos? Hay que estar un poco ido y ser un poco de otra pasta.

¿Recuerda su mejor acción?

Lo mejor es evitar una situación clara de gol, ese es el orgullo máximo, salvar un punto, tres… Lo que sea, pero eso.

Me refiero a la mejor parada que recuerda.

Mi primer día en el Camp Nou. Saqué una buena mano a Leo en el segundo tiempo, a centro de Jordi Alba. La paré bien arriba. También recuerdo una muy buena en San Mamés tras un chut de Iker Muniain. Y empatamos.

¿Cree que con cinco centímetros más sería de los mejores del mundo?

Ojalá hubiera podido crecer esos cinco centímetros, pero con un 1,80 he hecho cosas: primer equipo del Barça, Valladolid… Y me he consolidado en Primera. Estoy orgulloso.

En España la media de altura de porteros es de 1,86.

No soy de los más altos, pero sí sé que no hace falta llegar a esa altura para hacer cosas interesantes. Mira Edgar Badia también…

Un centímetro menos que usted.

Por eso lo digo. Y está haciendo una gran temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil