Jordi Alba, el incombustible

Una de las razones por la que Xavi ha pedido reforzar el lateral izquierdo es la gran cantidad de partidos que acumula el catalán

Indiscutible desde su llegada en el 2012, ha disputado 408 partidos con el Barça en diez temporadas

Jordi Alba: Me siento señalado y acepto todas las críticas | MOVISTAR

Una de las peticiones que Xavi Hernández ha hecho a la dirección deportiva para este mercado de invierno es la llegada de un lateral izquierdo, siendo el jugador argentino del Ajax, Nicolás Tagliafico, el número uno de la lista. El técnico de Terrassa quiere reforzar la banda izquierda de la defensa porque cree que así Jordi Alba podría descansar en algún partido, teniendo en cuenta que el catalán no tiene un relevo natural y Xavi todavía ve algo verde a Balde.

Y es que Alba prácticamente lo ha jugado todo desde que llegó al Barça en el 2012 procedente del Valencia. Ya en su primera temporada, disputó 44 partidos, marcando cinco goles y repartiendo cinco asistencias. Fue en su segunda campaña como blaugrana en la que menos jugó por culpa de las lesiones. Solo 26 partidos. Fue Adriano el jugador que se benefició aquel curso de las ausencias de Alba. El brasileño podía jugar en cualquiera de los dos laterales e incluso llegó a jugar algún partido de central hasta el 2016, cuando puso rumbo a Turquía tras haber perdido muchos minutos. Y es que en las dos siguientes temporadas, ya con Luis Enrique en el banquillo, Alba jugó 89 partidos oficiales con el Barça, marcando tres goles y dando 16 asistencias. Adriano, por su parte, solo participó en 46 partidos repartidos en varias posiciones.

A Adriano le sustituyó Lucas Digne, que llegó desde el PSG por 16 millones y se fue dos años después al Everton por 20 porque quería tener más participación en el equipo. Los números son claros. 87 partidos Alba, con cuatro goles y 17 asistencias y 46 partidos Digne. En una de estas dos temporadas, la 2016/17, es la única en la que Alba perdió la titularidad en algún momento, fue cuando Luis Enrique optó por jugar con una defensa de tres en algunos partidos.

NADIE LE HACE SOMBRA

En la temporada siguiente, ya sin Digne, a Ernesto Valverde le dieron dos opciones de la cantera para guardar las espaldas de Alba. Entre Cucurella y Miranda, Valverde eligió a Miranda que acabó jugando solo 4 partidos. Aquella campaña, Jordi Alba llegó a disputar 54 partidos, marcando cuatro goles y estableciendo su récord de asistencias, con 17. Para solventar la carencia en el lateral izquierdo, llegó Junior Firpo del Betis por 20 millones de euros. No pudo hacerse con la titularidad en los dos años que vistió la camiseta azulgrana y se fue el pasado verano al Leeds. Participó en 23 partidos en su primer año, cubriendo algunas ausencias por lesión de Alba, y 18 en el segundo. El incombustible jugador de l'Hospitalet, a pesar de tener algunos problemas con las lesiones, jugó 85 partidos, marcando siete goles y repartiendo la nada despreciable cifra de 24 pases de gol.

Y esta temporada más de lo mismo. Alba no tiene relevo y cuando no ha podido jugar, los técnicos han debido inventarse alguna solución, como la de colocar a Dest en el lateral izquierdo. Es por ello que, con Alba habiendo jugado ya 23 partidos, Xavi quiere reforzar esa posición para dar algún descanso a un futbolista que ha jugado 408 partidos con el Barça en diez temporadas.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil