De Jong se resiste a salir

De Jong se resiste a salir

El poste evitó el gol de Frenkie de Jong al Galatasaray | TELEFÓNICA

Después de proyectos fallidos y a la deriva, el neerlandés considera que puede ser útil y quiere disfrutar del equipazo que está haciendo Xavi

El Barça continúa dándose contra una roca y no consigue convencer, por ahora, al centrocampista

Pasan los días y la ‘bola’ De Jong sigue creciendo. El club tiene un problema. Hace semanas que es consciente de ello. Pero se está topando con un muro de hormigón. De cemento armado neerlandés.

El jugador sigue entestado en quedarse en el Barça. No tiene intención, por ahora, de moverse. Considera que desde su aterrizaje en 2019 ha tenido que ‘tragarse’ proyectos sin rumbo, destinados al fracaso, y que ha llegado su momento. El de formar parte de un ciclo ganador de la mano de Xavi y del equipazo que está armando. En el club no ven con malos ojos que siga de azulgrana. De hecho, tal y como se ha mantenido a lo largo de todo el verano, en caso de salir sería por cuestiones meramente económicas.

Lo que acontece es que el salario que percibirá el próximo curso es totalmente inasumible. Y así se lo han hecho saber. O recorte de sueldo o traspaso. Para la entidad que preside Joan Laporta no existe otra alternativa. El asunto es que hasta el momento Frenkie no ha dado su brazo a torcer. Y el tiempo pasa. Y el fin del mercado de fichajes se acerca peligrosamente. Sus agentes se han desplazado hasta la Ciudad Condal para calibrar la situación con el club. Aunque la ecuación es clarísima. 

PERMISO AL CHELSEA

Mientras el centrocampista sigue ejercitándose junto el resto de sus compañeros, el Barça ha concedido permiso al Chelsea para que negocie directamente con el jugador. El club catalán tiene claro que no aceptará menos de 80 millones de euros. La cantidad que abonaría al City por Bernardo Silva, su sustituto, que llegará de manera ‘ipso facta’. Pero claro, antes hay que desatascar muchas cosas. Todo está en manos de De Jong, al que se está presionando cada día para que tome una decisión. Hacia una dirección u otra.

En lo que respecta a Xavi, el vallesano cuenta con De Jong. A pesar de que el otro día en rueda de prensa ‘titubeó’ por primera vez respecto al neerlandés: “No sé si se va a quedar. Queda tiempo y aún pueden pasar muchísimas cosas. De momento forma parte del equipo”. Mucho escepticismo y mucha frialdad en las palabras del de Terrassa. No ha escondido nunca su opinión sobre el neerlandés. Cree que es un gran jugador y que puede dar mucho de si. Pero las cuestiones económicas y la sostenibilidad del club van por delante. 

En cualquier caso, con Bernardo en la recámara esperando (y deseando) para mudarse a Barcelona, en la secretaría técnica se masca cierta intranquilidad por una situación que se alarga demasiado. Pendientes de si el Chelsea es capaz de seducirlo o de si hace ese esfuerzo económico imprescindible para cuadrar la maltrecha masa salarial.