De Jong, una final para atreverse

De Jong, una final para atreverse

FC Barcelona - Benfica: Frenkie De Jong también tuvo el gol en sus botas...o en su cabeza | TELEFÓNICA

El Barça necesita que el holandés sea más agresivo en ataque ante el Bayern

Solo lleva un gol, pero es el mediocampista más ofensivo y el que mejor conecta con Memphis

Hace unos días, en la previa del duelo ante el Villarreal, Xavi rebatió el mantra que acompaña al equipo toda la temporada, que al Barça le falta gol. Lo hizo asegurando que el potencial goleador existe en la plantilla, pero que falta atrevimiento

Además centró gran parte de sus explicaciones en los jugadores que deben facilitar el trabajo a los delanteros. “Hay que atacar bien, atacar centrales, buscar más el último pase. Eso cuesta porque el perfil de jugadores que están son muy jóvenes. Yo también hacía lo correcto en mi época. Hay que atreverse a más”.

El mensaje estaba claro a quién iba dirigido. Xavi insistía en la necesidad de que jugadores como Gabi y Nico arriesguen más. “Si es por perder el balón en esa zona, no pasa nada, ya la recuperaremos con la presión alta. Yo creo que es más falta de atrevimiento que de falta de confianza”. 

El técnico dejó entrever también, cuando habló del último pase, de la necesidad de hacer llegar rápido el balón a Memphis, a quien Xavi pide desmarques en ruptura.

El mensaje caló en el equipo que tanto en Villarreal como en casa ante el Betis fue más vertical con el último pase. Funcionó ante el conjunto de Emery, pero menos contra el Betis. Tras el encuentro en el Camp Nou Xavi explicó así cómo se podía mejorar la falta de gol.

“Hay que trabajarlo y hay que entrenarlo. Tenemos diferentes movimientos en ataque para desorganizar al rival pero hay días que estás más eficaz y otros menos. Hay que ser más contundente, más agresivos... tenemos que creérnoslo más, no pensar tanto, a veces son décimas de segundo”.

El mensaje esta vez fue más dirigido a Memphis, que a veces tiende a conducir de más el balón o pensar demasiado en los últimos metros

Al holandés, un jugador que necesita fluir con libertad, le está costando el juego más posicional de Xavi. También al equipo está teniendo dificultades para encontrarlo. Lo logró en Villarreal a través de Frenkie de Jong, que es el futbolista del Barça que mejor se entiende con su compatriota. 

Xavi no quiso forzar a De Jong, que tenía una pequeña sobrecarga, ante el Betis. El técnico solo recurrió a él en la segunda mitad pero debe ser clave en la final de Múnich.

El holandés es el centrocampista con más talento ofensivo de la plantilla. Lo demostró la temporada pasada, durante los mejores meses del equipo, con una gran aportación goleadora. El ex del Ajax terminó con siete goles y siete asistencias.

Esta temporada le está costando más. Solo lleva un gol en 17 partidos y lo más preocupante es la poca influencia que está teniendo en el equipo.

En su tercera temporada sorprende la indefinición posicional de un jugador que tenía que ser uno de los grandes pilares del equipo.

En Múnich el Barça necesita la versión más atrevida del holandés para poder competir contra el Bayern. Está en juego seguir en la Champions.